No al tabaco, menos durante la gestación

yodo y embarazo

Suficientes motivos hay ya para no fumar, y menos si eres mujer, y estás embarazada, bien, aquí te va otro más para alejarte definitivamente de este mal hábito que lo único que hace es minar tu salud, la de quiénes te rodean (y la de tu futuro hijo): puede dañar la función tiroidea tanto tuya como la del feto, de acuerdo a un reciente estudio británico.

Ya existe evidencia que demuestra que el tabaco puede provocar bajo peso al nacer en los bebés o incluso aumentar el riesgo de que padezcan muerte súbita, o aún más, que también incremente la posibilidad de defectos cardiacos en los recién nacidos.

Este último estudio que alerta sobre la incidencia en el sistema endocrino, en específico, en la tiroides, tanto de la madre como del niño, fue realizado por un equipo de investigadores del Royal Devon and Exeter Hospital (Reino Unido, y liderado por el doctor Bijay Vaidya.

“Estudiamos la influencia del cigarrillo sobre la función tiroidea en dos grupos de mujeres en distintas etapas del embarazo, una vez en el primer trimestre y la otra durante el tercero”, indicó Vaidya en un comunicado sobre su trabajo.

“En ambos grupos descubrimos que fumar durante el embarazo está relacionado con cambios en los niveles de hormonas tiroideas en las madres“, añadió sobre los resultados.

En este estudio que salió publicado en Journal of Clinical Endocrinology & Metabolism, Vaidya y sus colegas explicaron que midieron los niveles de la hormona tiroidea en los cordones umbilicales de recién nacidos de madres fumadoras.

El equipo halló que los cambios en la función tiroidea vinculados con el cigarrillo también afectaban al bebé.

Pero entre las mujeres que abandonaron el hábito durante la gestación, los niveles de la hormona fueron comparables a los hallados en las no fumadoras, lo que sugiere, para el autor, que los cambios en la función tiroidea pueden revertirse rápidamente.

Recordemos que la tiroides y sus hormonas son claves para mantener el embarazo y que sea lo más equilibrado y sano posible. En ocasiones, un déficit en esta glándula puede afectar el metabolismo y aumentar así el riesgo de aborto espontáneo, de nacimiento prematuro, bajo peso al nacer o incluso de un mal desarrollo cerebral del feto.

Vía Adn.es

Compartir en Google Plus
Periodista general recibida en TEA Mar del Plata, en el año 2005, con promedio distinguido.Actualmente soy editora de contenidos para las redes de Bitablog y Smallsquid. También he escrito para otras, como el Sobre de los Blogs. Desde mis inicios, me ha atraído todo la relacionado con Internet y los medios digitales, así como el mundo de la salud y el bienestar, del turismo y los viajes, la comunicación y la cultura en general.

Deja una Respuesta

¡Sé el primero en comentar!

avatar

wpDiscuz