Niños que conviven con padres fumadores tienen más riesgo de sufrir hipertensión a temprana edad, según estudio

Si aún no te decides a dejar el cigarrillo por ti mismo, quizás debas volver a considerarlo, y por los más pequeños también. Según un reciente estudio alemán, los niños (con una edad promedio de 5,7 años) con padres fumadores tienen la tensión arterial más alta.

El trabajo se realizó sobre una muestra de 4.200 pequeños, entre los que se encontraban niños con padres fumadores (alguno de los dos o ambos), y contó con el liderazgo de Giacomo Simonetti, de la Universidad de Heidelberg (Alemania).

“El tabaquismo de los padres no sólo es perjudicial para el funcionamiento pulmonar de los niños, sino que representa un riesgo para su futura salud cardiovascular“, aseguró el experto. Por ello, también destacó que “la prevención de enfermedades adultas como el infarto cerebral o el ataque al corazón comienza durante la infancia”.

El estudio reflejó que los niños expuestos al humo del cigarrillo en casa tienen hasta un 21 por ciento más de riesgo de tener la tensión arterial por encima de los valores normales (tras descartar otros parámetros que podrían también influir, como sobrepeso o historial familiar).

El aumento vinculado al tabaquismo parental resultó aún más significativo en la presión arterial sistólica (comúnmente llamada “alta”), que se incrementaba una media de 1,0 milímetros de mercurio (mm Hg). En cuanto a la tensión diastólica -o baja-, los niños expuestos al humo presentaron 0,5 milímetros más de la media, según se escribió en la última edición de Circulation

.

Otra investigación similar, cuyos resultados también se presentaron estos días, consistió en una revisión de la literatura científica referente al efecto del tabaco sobre los niños que viajan en coches con personas fumadoras.

En este caso, Ray Pawson, autor principal y miembro de la Escuela de Sociología y Política Social de la Universidad de Leeds (Reino Unido), dijo que “los datos relevantes son densos y complejos, pero es posible extraer una conclusión simple”, que los autos también son lugares nocivos si se fuma en ellos.

El informe, cuyos resultados salieron publicados en la revista Canadian Medical Association Journal, recordó que en los coches donde se ha fumado se generan concentraciones de partículas nocivas “que rara vez se obtienen en el ámbito de los estudios de calidad del aire”.

Vía Elmundo.es

Compartir en Google Plus
Periodista general recibida en TEA Mar del Plata, en el año 2005, con promedio distinguido.Actualmente soy editora de contenidos para las redes de Bitablog y Smallsquid. También he escrito para otras, como el Sobre de los Blogs. Desde mis inicios, me ha atraído todo la relacionado con Internet y los medios digitales, así como el mundo de la salud y el bienestar, del turismo y los viajes, la comunicación y la cultura en general.

Deja una Respuesta

¡Sé el primero en comentar!

avatar

wpDiscuz