Niños al sol: más consejos para evitar quemaduras y complicaciones

Niño al sol

De acuerdo a Jerónimo Escudero, doctor y presidente de la Academia Andaluza de Dermatología (AAD), aplicarse protector solar no sería suficiente para cuidar adecuadamente la piel en horas de exposición solar.

“Utilizar gorras, camisetas y gafas de sol”, son también esenciales. Asimismo, este especialista dio una serie de recomendaciones extras para prevenir problemas futuros, sobre todo, en lo que a los niños respecta:

Siempre aplicar la crema solar cada vez que los niños (y adultos también) salgan del agua o, cuando se esté al aire libre, de forma periódica. “Aunque sean lociones resistentes al agua o a los roces, la crema suele perder su efecto pasado cierto tiempo de juegos”.

 

Después de haberse metido al agua, es recomendable secarse bien con toalla seca y limpia para evitar que las gotas de agua que puedan quedar en la piel refracten la luz del sol y favorezca la aparición de quemaduras solares.

-Además, “no secarse correctamente también puede favorecer las irritaciones en pliegues de la piel y la aparición de infecciones micóticas como el pie de atleta”, añadió este experto.

-Para evitar otras infecciones virósicas o bacterianas, este doctor aconseja que los niños se sometan a un baño de agua clara tras la playa o piscina. Asimismo, se recomienda adquirir este hábito para evitar también irritaciones provocadas por el cloro y/o salitre del agua de mar.

-Finalmente, Escudero recordó la importancia de mantener bajo observación los lunares para evitar el melanoma que “está aumentando en España en los últimos años”. Es esencial estar atento ante cambios bruscos de la forma y/o apariencia de los lunares ante la exposición prolongada al sol. Como en todo, un diagnóstico temprano puede ser clave para tratarlo a tiempo y evitar un mal mayor y reducir el riesgo de mortalidad.

“Nos encontraremos ante un mal pronóstico cuando el lunar sea asimétrico, los bordes sean irregulares, el color no sea uniforme y el diámetro sea mayor de la habitual“, explicó este especialista. “Deben tener especial cuidado las personas con la piel muy clara o que tengan muchos lunares y aquellas que tengan antecedentes familiares de melanoma”, enfatizó.

-Finalmente, Escudero recordó la importancia de que “en verano no se deben olvidar las medidas de fotoprotección ni siquiera los días nublados, ya que las nubes evitan el paso de la luz infrarroja –responsable de la sensación de calor– pero no evita el paso de la radiación ultravioleta que es la que provoca las quemaduras”.

Vía EuropaPress

Compartir en Google Plus
Periodista general recibida en TEA Mar del Plata, en el año 2005, con promedio distinguido.Actualmente soy editora de contenidos para las redes de Bitablog y Smallsquid. También he escrito para otras, como el Sobre de los Blogs. Desde mis inicios, me ha atraído todo la relacionado con Internet y los medios digitales, así como el mundo de la salud y el bienestar, del turismo y los viajes, la comunicación y la cultura en general.

Deja una Respuesta

¡Sé el primero en comentar!

avatar

wpDiscuz