Las “uñas negras” en los corredores

Las "uñas negras" en los corredores 1

Muchos corredores sufren de uñas negras, es decir, las uñas de sus pies que se oscurecen y tornan entre negro y morado. Esto no es más que un moretón y se produce por un leve sangrado debajo de las uñas.

Se trata de una lesión frecuente entre los corredores, lo que no significa no obstante que sea normal. En este post de Vitadelia te contamos un poco más sobre ella, cuáles son sus causas y cómo prevenirla.

Causas

Surgen como resultado del golpe repetitivo de los dedos (o alguno de los dedos) de los pies contra el interior de la zapatilla. De este modo, los dedos se amorotonan en sus extremos y las uñas se pueden volver negras.

Posibles razones

*Zapatillas pequeñas. Al elegir el calzado habrá que asegurarse de que sea el número correcto, que no queden demasiado ajustadas para que los dedos no toquen en las puntas y se golpeen.

En este punto, será importante tener en cuenta que los pies no son estáticos y que pueden ir sufriendo ligeras variaciones (hinchazón).

*Zapatillas muy grandes. También pueden ser provocadas por el caso contrario: las zapatillas muy grandes harán que tu pie no esté bien sujeto en el interior, y que se de un golpeteo más intenso y constante de los dedos de los pies.

*Puntera angosta. La puntera de las zapatillas es otro punto importante: justamente la parte delantera, donde se ubican los dedos. Si esta parte es angosta y los dedos no están cómodos, esto puede ocasionar contacto entre ellos, raspaduras y, ocasionalmente, uñas negras. En este sentido, habrá que buscar un calzado con puntera cómoda y que permita que los dedos estén bien.

*Uñas largas. Muchas personas tienden a descuidar sus uñas, y quizás olvidan cortarlas, lo que aumenta el golpe de los dedos dentro de las zapatillas, y las chances de sufrir uñas negras.

*Correr cuesta abajo. Los corredores que suelen hacer trazos cuesta abajo, tienden a sufrir más de uñas negras, por los golpes de sus dedos contra el frente de las zapatillas.

*Calcetines no adecuados. El utilizar calcetines inapropiados también puede agravar el problema, ya que puede generar un aumento del sudor de los pies.

 Cómo prevenirlas

*El usar calcetines y calzado adecuado será clave, zapatillas que sean lo suficientemente cómodas (pero no demasiado amplias) y que permitan a tus dedos estar bien, sin superponerse entre ellos.

*Cuida tus pies a diario. Corta tus uñas con prolijidad.

Compartir en Google Plus
Periodista general recibida en TEA Mar del Plata, en el año 2005, con promedio distinguido.Actualmente soy editora de contenidos para las redes de Bitablog y Smallsquid. También he escrito para otras, como el Sobre de los Blogs. Desde mis inicios, me ha atraído todo la relacionado con Internet y los medios digitales, así como el mundo de la salud y el bienestar, del turismo y los viajes, la comunicación y la cultura en general.

Deja una Respuesta

¡Sé el primero en comentar!

avatar

wpDiscuz