Musculación, grandes mitos que no te imaginas

mitos de la musculación

En los últimos tiempos la idea de llevar una vida saludable se ha ido asentando en la sociedad. Hoy día resulta algo bastante usual que gran parte de la población se preocupe por adoptar hábitos sanos de alimentación o acuda al gimnasio y realice algún tipo de práctica deportiva para mantenerse en forma y cuidar su cuerpo. La musculación es una de las prácticas más extendidas, dado que puede ser practicada por todo tipo de personas. Pero a medida que se ha ido extendiendo también se han ido creando mitos a su alrededor que, en algunos casos, ni siquiera nos podemos imaginar.

Musculación, principales mitos

El primer objetivo para todos aquellos que siguen estas pautas es encontrarse bien con ellos mismos y además perder esos kilos de más que algunas veces nos persiguen. Una vez que esta primera parte está más que conseguida, el segundo paso para muchos individuos es lograr muscularse. Sin embargo, muchos son los mitos falsos que rodean la práctica de la musculación, pues también en esa misma sociedad de la que hablamos se han insertado ideas que difieren totalmente de la realidad. Por este motivo hoy vamos a mostraros algunas de esas leyendas urbanas que tanto pueden pesarnos a la hora de trabajar nuestros músculos. La gran mayoría son mentira, por lo que no debes fiarte al 100% de todo lo que te dicen sobre esto. Si quieres realmente poner en firme tu musculación apunta todo lo que debes saber y no dejes engañarte por falsos mitos.

Tendremos problemas de grasa

Una de las ideas que están más extendidas en la sociedad es aquella que dice que si dejamos de entrenar nuestros músculos estos al cabo de un tiempo se pueden convertir en grasa. Esto es completamente falso, atendiendo a teorías científicas tienes que saber que los músculos están formados por proteínas, mientras que la grasa contiene ácidos grasos (como su nombre indica) en forma de triglicéridos, por lo que es imposible esta conversión en nuestro organismo. Sí es cierto que, cuando entrenamos, solemos ingerir una mayor cantidad de alimentos. Por este motivo si seguimos comiendo de igual modo y no realizamos los ejercicios físicos entonces nuestro cuerpo asumirá un exceso de calorías, lo que puede convertirse en grasa más adelante.

Perderemos velocidad

Otra de las cuestiones que suelen salir a la palestra es el hecho de pensar que por entrenar con pesas podemos volvernos más lentos. Lo cierto es que esto no es verdad. Hay que tener en cuenta que existen dos tipos de hipertrofia, una llamada sarcoplásmica que consiste en aumentar de tamaño el músculo y otra conocida como sarcomérica, donde se gana musculatura pero con un menor tamaño y se centra más en aumentar las fibras. Con esta segunda seremos más rápidos, por tanto nuestra velocidad dependerá del entrenamiento que hagamos y de la planificación que tengamos en mente para conseguir nuestro objetivo.

Fajas para adelgazar

También existe la leyenda urbana de que entrenar con fajas ayuda a bajar de peso rápidamente. Con el uso de las fajas lo que hacemos es que nuestro cuerpo pierda mayor cantidad de agua en esa zona, pero al terminar nuestro ejercicio físico y nos hidratemos de nuevo volveremos a recuperar el líquido perdido. Además, no es recomendable el uso de las fajas debido a que no deja respirar los poros y puede crear incluso infecciones en la piel.

exceso de musculación

Problemas para los niños

Retomando de nuevo el tema de las pesas hay quienes creen que si las utilizamos para entrenar a los niños estos pueden ver reducido el proceso de crecimiento. La verdad es que esta es una idea completamente equivocada, pues no es malo que los niños trabajen con cierta carga para así estimular el crecimiento del hueso. Eso sí, respecto a la musculación sí es más recomendable que las pesas se utilicen a partir de la adolescencia, pues aquí se pueden producir lesiones. En cualquier caso, los entrenamientos infantiles deben ser precisos, con actividades bien definidas y llevando a cabo una buena planificación.

El mito del exceso

Finalmente, son muchas las personas las que piensan que cuantos más días entrenemos mejores resultados obtendremos. En ocasiones creemos que realizar actividades físicas todos los días nos llevará a conseguir nuestro objetivo rápidamente. Pero tener ciertos momentos de descanso también es fundamental, pues así nuestro cuerpo no se resiente de los esfuerzos a los que puede ser sometido. Los expertos consideran que lo ideal es entrenar como máximo 5 días a la semana, ya seas un aficionado o te dediques al deporte de forma profesional. Estos especialistas solo indican algunas excepciones en relación a algunas modalidades deportivas que requieren un mayor número de resistencia, pero más allá de eso hay que tener cuidado.

Conclusiones

En cualquier caso, si te gusta practicar deporte o sueles realizar ejercicios físicos ten en cuenta que todas estas ideas son leyendas urbanas, todas ellas falsas. Por ello siempre que tengas dudas acerca de la actividad física lo mejor es que las resuelvas acudiendo a un especialista deportivo, dado que sabrá responderte con total claridad y desmitificar teorías como las que hemos comentado anteriormente que tan solo inducen al engaño. Recuerda que hacer deporte como la musculación es un hábito muy sano, pero siempre hay que realizarlo con cuidado.

Compartir en Google Plus

Acerca de Flor Milano

Deja una Respuesta

¡Sé el primero en comentar!

avatar

wpDiscuz