Musculación: consejos para seguir avanzando

Comenzar a hacer ejercicios de musculación puede ser todo un desafío, no sólo por el mismo hecho de iniciar, sino también de continuar. Se necesitará de tiempo, dedicación y constancia para obtener resultados, en especial durante el primer año.

El incremento de la fuerza y resistencia suele ser constante, si se hacen las cosas como corresponde, sin embargo, suele suceder que se llega a un punto donde todo parece detenerse y entrar en un período de amesetamiento.

Después de una primera etapa, en la que se comienza con distintos ejercicios más generales, y ya se ha entrado en mejor forma, suele aparecer esta especie de “pausa” en la evolución. Aquí será clave actuar para revertir esta situación y continuar con el progreso.

Siempre será necesario ir aumentando la intensidad, tanto a través de mayor peso como con una variedad cada vez más rica de ejercicios. En todo caso, siempre te será de gran ayuda contar con el asesoramiento y guía de alguien entendido.

A continuación, compartiremos un método pensado para aquellas personas que se inician desde cero (es decir, con estado físico bajo y sin desarrollo muscular), basado en tres puntos clave, la elección de los movimientos, un aumento leve y paulatino de la resistencia y en la realización de los ejercicios hasta cumplir con lo pautado de antemano.

En primer lugar, habrá que ir variando, cada día a la semana, la serie de movimientos escogida, de  modo tal que no se repitan hasta una o dos semanas después: es decir, por caso, si el lunes optas por trabajar los bíceps con curls inclinado, no vuelvas a hacerlo hasta unos siete días después.  La idea es ir rotando los ejercicios cuantas más veces se pueda.

De este modo, cuanto más variedad de ejercicios se hagan, que involucren distintos grupos musculares, más eficaz terminará siendo la rutina.

El segundo punto a tener en cuenta es que se vaya aumentando, muy levemente, la resistencia: cada vez que realices un determinado ejercicio, añade algo (muy poco) de peso. Esto te permitirá ir ganando fuerza y tamaño, a largo plazo.

El tercer aspecto importante: trabajar hasta el fallo y sin trampas, es decir, si se programaron 12 repeticiones de determinado ejercicio, cumplimentarlas.

Finalmente, otro consejo que te ayudará a cumplir y a “crecer” es el de ir llevando un diario, al detalle, de tus ejercicios, pesos y avances.

Otro dato más: para modificar las ejercitaciones podrás ir cambiando el ángulo de la banca, la distancia y posición de las manos, entre otros factores que irán sumando pequeños cambios a favor.

 

Compartir en Google Plus
Periodista general recibida en TEA Mar del Plata, en el año 2005, con promedio distinguido.Actualmente soy editora de contenidos para las redes de Bitablog y Smallsquid. También he escrito para otras, como el Sobre de los Blogs. Desde mis inicios, me ha atraído todo la relacionado con Internet y los medios digitales, así como el mundo de la salud y el bienestar, del turismo y los viajes, la comunicación y la cultura en general.

Deja una Respuesta

¡Sé el primero en comentar!

avatar

wpDiscuz