Mujer: cambios no tan conocidos en el embarazo (I)

Cuando una mujer queda embarazada se producen varios cambios en su organismo y en sus niveles hormonales, los cuales se manifiestan en más que náuseas y un estado de cansancio general.

Muchos de estos cambios, las más de las veces molestos, no son tan conocidos por las mujeres y pueden ser causa de dudas o preocupaciones, de aquí que siempre será mejor difundirlos:

*Cambios en la mucosa vaginal. Dentro de las alteraciones producidas por el incremento de los niveles hormonales se cuenta un aumento de la cantidad del flujo vaginal y un cambio en su coloración, la cual se vuelve más oscura.

Como bien explicó Jackie Calleja, ginecólogo del Hospital Universitario Quirón de Madrid, “los pequeños capilares que están en el cuello del útero pueden teñir el flujo de tonos rosados o rojizos, sin que esto deba considerarse un signo de alarma”.

Así también puede suceder que después de mantener relaciones sexuales se produzcan “contracciones u otros factores”, añadió el especialista.

*Pérdidas de orina. Como el útero aumenta de tamaño para dar lugar a la nueva vida, sucede que la vejiga cede parte de su espacio y pierde parte de su capacidad para almacenar la orina.

De aquí que, en especial a partir del segundo trimestre del embarazo, las futuras madres suelen sentir ganas de ir a orinar mucho más seguido que antes.

“El aumento de peso sobre la pelvis de la embarazada también provoca una cierta debilidad del suelo pélvico que hace que, con pequeños esfuerzos o ejercicios, puedan producirse pérdidas involuntarias de orina”, explicó Calleja. La incontinencia suele desaparecer tras el parto. Caso contrario, se pueden practicar ciertos ejercicios para fortalecer y revitalizar el suelo pélvico.

*Más cantidad de gases. Dentro de los efectos del incremento de los niveles de progesterona que circulan por el organismo se incluye el hecho de que los músculos del intestino se relajan. “El tránsito intestinal se hace más lento, por lo que aumentan las probabilidades de sufrir estreñimiento”, mencionó Álvaro Ruiz Zambrana, especialista del departamento de Ginecología y Obstetricia de la Clínica Universidad de Navarra.

Calleja, por su parte, añadió que este el problema de los gases también puede potenciarse por la presión que ejerce el útero sobre la zona, lo que causa con mayor frecuencia sensación de plenitud abdominal, hinchazón y dificultad para expulsar los gases.

*Mojar la almohada. Un aumento de la salivación es otra de las consecuencias del incremento hormonal en el organismo, en especial, durante el primer trimestre del embarazo. Este cuadro, aunque no grave, puede contribuir a las náuseas características de esta primera etapa.

Vía Elmundo.es

Compartir en Google Plus
Periodista general recibida en TEA Mar del Plata, en el año 2005, con promedio distinguido.Actualmente soy editora de contenidos para las redes de Bitablog y Smallsquid. También he escrito para otras, como el Sobre de los Blogs. Desde mis inicios, me ha atraído todo la relacionado con Internet y los medios digitales, así como el mundo de la salud y el bienestar, del turismo y los viajes, la comunicación y la cultura en general.

Deja una Respuesta

1 Comentario on "Mujer: cambios no tan conocidos en el embarazo (I)"

avatar

Ordenar por:   Nuevos | Antiguos | Más Votados
almudena
Invitado
almudena
6 año 11 meses atrás

Creo que todas las que hemos sido madres o van a serlo viven su propia experiencia y no soy de aconsejar a nadie, no soy quien, pero considero fundamental vivirlo como una experiencia vital, es decir, algo que forma parte de la vida sin más. No tiene para mi mayor importancia. La preocupación creo empieza cuando nace porque adquieres una responsabilidad que nadie nos ha enseñado. Creo eso es lo importante

wpDiscuz