Mitos y verdades sobre las bananas, caquis y chirimoyas

Mitos y verdades sobre las bananas, caquis y chirimoyas 1

Las frutas deben ser un grupo de alimentos siempre presente en cualquier plan de alimentación saludable y nutritivo, sin embargo, hay ciertas creencias que giran alrededor de algunas variedades típicas de esta época del año, como las bananas, caquis o chirimoyas, que dicen que engordan, ya que tendrían un alto valor calórico. ¿Qué hay de cierto en esto?

Ninguna fruta, de por sí, engorda. Es un mito que muchas veces hace que algunas personas no se den el gusto de disfrutar de una buena pieza de fruta fresca. Como en todo, además, la clave está en la cantidad: a nadie le hará mal comer una banana, ya si se come un kilo, es cosa muy distinta.

No hay que perder de vista que las frutas son un grupo indispensable de alimentos para la salud y bienestar, ya que no sólo aportan vitaminas y minerales, sino también fibra. Entre las vitaminas, destaca la presencia de la vitamina C, excelente antioxidante, la E, betacaroteno, así como otros compuestos benéficos como son los flavonoides, el licopeno y las antocianinas, entre otros.

Junto a las verduras, las frutas son pilar en la alimentación, y no deben faltar nunca. Además, aportan azúcares naturales (más saludables en comparación con los artificiales), fructosa, glucosa y sacarosa, unidades simples de los denominados hidratos de carbono. Este nutriente, en realidad, aporta pocas kilocalorías por gramo, de aquí que las frutas se hayan ganado en este sentido una “mala fama” infundada.

Una de estas falsas creencias tiene que ver con la banana, y a decir verdad, esta fruta no tiene gran diferencia calórica con la siempre presente en toda dieta, la manzana. Un plátano de tamaño mediano sin cáscara, pesa cerca de 80 gramos, mientras que una manzana mediana sin piel ni el corazón, puede rondar los 150 gramos, las calorías de una y otra son de 65 y 70 calorías, respectivamente.

Siempre que no se le agreguen dulces o salsas, que se consuma en pieza o en pequeños trozos como parte de una ensalada o brocheta, la banana es una opción saludable y ligera. Aún más, el plátano suma potasio, magnesio y ácido fólico a nuestra dieta, nutrientes esenciales en varias funciones de nuestro organismo.

¿Y el caqui y las chirimoyas? Se trata de dos frutas tropicales, muy sabrosas, pero de las que también se dice que engordan. Ambas tienen alto porcentaje de agua, y la presencia de grasas y proteínas es baja. No obstante, se dice de ellas que son calóricas: si bien la cantidad de hidratos de carbono es mayor que la de los crítricos, es similar a la de las bananas.

Como los plátanos también, son ricas en potasio. El caqui, por su parte, es conocido por ser un excelente antioxidante y por su alto nivel de provitamina A o beta caroteno ( de aquí su color naranja característico).

Otra característica que comparten estas dos frutas es un sabor agradable e intenso, lo que hace que no sean necesarios otros dulces o espesantes. Si se quiere, también combinan muy bien con otras frutas: por caso, la chirimoya con naranja, en batido, es una muy buena opción, mientras que el caqui queda bien con kiwi, lo que aporta además una dosis alta y saludable de vitamina C.

Compartir en Google Plus
Periodista general recibida en TEA Mar del Plata, en el año 2005, con promedio distinguido.Actualmente soy editora de contenidos para las redes de Bitablog y Smallsquid. También he escrito para otras, como el Sobre de los Blogs. Desde mis inicios, me ha atraído todo la relacionado con Internet y los medios digitales, así como el mundo de la salud y el bienestar, del turismo y los viajes, la comunicación y la cultura en general.

Deja una Respuesta

¡Sé el primero en comentar!

avatar

wpDiscuz