Mito: la fruta de postre engorda

Si bien el consumo de frutas en los niños subió, aún no es el suficiente 1

Dentro de los mitos extendidos con respecto al peso y a las comidas, existe el que sostiene que ingerir fruta de postre, o con las comidas, engorda. A decir verdad, no solo no es cierto, sino que incluso la fruta siempre será mejor postre a otras opciones más calóricas y grasosas.

Hay quienes sugieren que el comer fruta o incluso tomar agua con las comidas fomenta la ganancia de peso. No solo no tiene ningún asidero científico sino que incluso sería todo lo contrario.

Las frutas son fuente saludable de fibra, vitaminas y minerales, carbohidratos y algo de proteína con un valor energético variable: si un kiwi aporta cerca de 60 calorías por 100 gramos, una manzana, 80 calorías y una rodaja de melón, 100 calorías, una mandarina solo unas 50 calorías. Vale destacar que su aporte calórico no varía según el momento en el que se ingiere, antes, durante o después de las comidas, es siempre el mismo.

De hecho, siempre se recomienda el consumo de frutas para asegurarse una buena nutrición y salud. Y aún más, contrario a esta falsa creencia, hay evidencias que vinculan un consumo elevado de fruta y verdura con una mayor facilidad para perder peso y para mantenerse en los kilos conseguidos.

Además, hay evidencias que relacionan un elevado consumo de fruta y verdura con mayor facilidad para perder peso y mantener el peso perdido. Sin embargo, no existe ninguna evidencia que indique que tomada de postre engorde más o aporte mayor contenido calórico que en otro momento del día.

Al tratarse de alimentos ricos en fibra dietética, su consumo podría contribuir a una mayor sensación de saciedad, y por más tiempo, de aquí que ayudarían a controlar la ingesta de calorías en las comidas.

Tomar agua en las comidas engorda. Otro mito

El agua no aporta energía, es decir, su valor calórico es igual a cero. No aporta tampoco proteínas, grasas ni hidratos, y solo hidrata. No tiene relevancia en qué momento del día se beba agua, si es antes o durante las comidas, nunca suma calorías.

De similar modo a lo anterior, existen ciertos estudios que han relacionado un mayor consumo de agua con una mayor pérdida de peso en pacientes con sobrepeso u obesidad. Aún más, el beber abundante líquido ayuda para evitar la deshidratación y para eliminar las toxinas del organismo.

Compartir en Google Plus
Periodista general recibida en TEA Mar del Plata, en el año 2005, con promedio distinguido.Actualmente soy editora de contenidos para las redes de Bitablog y Smallsquid. También he escrito para otras, como el Sobre de los Blogs. Desde mis inicios, me ha atraído todo la relacionado con Internet y los medios digitales, así como el mundo de la salud y el bienestar, del turismo y los viajes, la comunicación y la cultura en general.

Deja una Respuesta

¡Sé el primero en comentar!

avatar

wpDiscuz