Aceptar
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en nuestra política de Cookies.
Un proyecto español apunta a personalizar el calzado femenino para prevenir deformaciones en los pies

Un proyecto español apunta a personalizar el calzado femenino para prevenir deformaciones en los pies

"ShopInstanteShoe" es una iniciativa del Instituto de Biomecánica de Valencia (IBV) que tiene como objetivo desarrollar nuevo calzado de mujer personalizado para evitar las patologías de pies más frecuentes, como es el caso de los juanetes.

Este proyecto utilizará aleaciones con memoria de forma para poder crear un "calzado de mujer de alta gama que sea novedoso, ergonómico y personalizado" y de este modo se prevengan las patologías podológicas que afectan en mayor medida a las mujeres.

En específico, la afección más frecuente en las féminas es el hallux valgus, o comúnmente conocido como juanete, que afecta a una de cada cinco mujeres en edad adulta.

Esta patología, junto con otras como los dedos en martillo, dedos en garra, metatarsalgias y uñas encarnadas, se originan en la parte delantera del pie y son causadas fundamentalmente por "el uso prolongado de un calzado inadecuado, debido a la falta de correspondencia entre la morfometría del pie y el calzado".

Y de aquí surgió este proyecto ShopInstantShoe, que se extenderá por unos dos años y "estudiará las posibilidades de un nuevo material de cuero basado en compuestos que incluyan aleaciones con memoria de forma" y que propone la creación de "un innovador servicio que permita la personalización de los zapatos en la misma tienda".

Para ello, se tomarán algunas medidas básicas de los pies de la clienta en la tienda y se configurará la forma del calzado modificando el textil inteligente situado en su parte superior, con la ayuda de una horma innovadora que permitirá la adaptación a la geometría de los pies de la mujer.

En el proyecto participan otros seis socios, junto al IBV, como la empresa alicantina Calana, coordinadora del proyecto, la mercantil valenciana Industrias del Curtido S.A. (Incusa), las empresas francesas Texinov y Nimesis, la empresa inglesa Surfgen y The UK Materials Technology Research Institute (Matri).

Vía Europapress

Anímate y déjanos tu comentario