Aceptar
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en nuestra política de Cookies.
Técnicas de relajación: Relajación muscular progresiva (RMPG)

Técnicas de relajación: Relajación muscular progresiva (RMPG)

Para relajar nuestra mente es necesario también relajar nuestro cuerpo, nuestros músculos, lo que provocará también que las pulsaciones y la tensión arterial sean menores. Una técnica muy conocida y efectiva para relajar todo nuestro cuerpo –y mente- es la relajación muscular progresiva, podrás practicarla acostado o sentado lo más cómodo posible en una silla de respaldo recto, con los pies ligeramente separados y las manos sobre el regazo.

Este será un tiempo dedicado a ti mismo: ponte ropa confortable y procura que nadie te moleste, destínale al menos 15 minutos. Puedes hacerlo durante el día cuando lo necesites o por las noches antes de irte a dormir.

-Cierra los ojos y concéntrate en cada parte del cuerpo. Primero comienza con los pies: ténsalos lo más que puedas –durante cinco segundos- y luego relájalos completamente. Ve concentrándote en esa sensación plácida y cálida que irás experimentando a lo largo de la relajación.

-Puedes seguir con las pantorrillas –lo que también incluirá a los pies, que quedarán de punta mientras tenses-. Luego continuarás subiendo, mantendrás apretados los muslos, las piernas, las nalgas y, llegarás al abdomen.

-Seguirás tensando ahora las manos, flexiona los brazos, encoge los hombros y luego mueve el mentón hacia arriba y hacia abajo.

-Por último, haz gestos, puedes abrir la boca lo más que puedas. Después, sólo relájate. Observa tu respiración, controla que proceda desde el diafragma.

Ahora, sólo disfruta de la relajación. Es necesario que, para lograr ese estado de calma y distensión, sigas los pasos de manera consciente, centrándote en lo que estás haciendo y no pensando en otra cosa. Allí reside el quid de la cuestión: en focalizar tu atención y así lograr calmar tu mente.

Si te ha gustado compártela con tus amigos

Anímate y déjanos tu comentario

  • Mech Rugal

    Buena tecnica tambien tomese en cuenta la meditación o ejercicios respiratorios muy efectivos para atacar la tensión y el estres.

  • Kenneth

    HOla me interesa mucho este articulo soy un estudiante de psicologia y es untema que expondre meinteresa. Me gustaria saaaber mas deesto. Me pueden recomendar algun libro o pagina en especial ?

  • http://milkincha@hotmail.com maría meza

    Gracias, sería ideal que incluyeran sonido y para oir una voz que nos vaya indicando como lo hacemos. Tal vez sea mucho pedirles esto, pero igual les agradezco su amabilidad al informarnos por escrito.

  • Elena

    hola tengo una contractura muscular por accidente en biceps, estoy en la oficina tenia ganas de irme a mi casa a descansar con un analgesico, pero como no se puede hize los ejercicios de relajacion y me siento mucho mejor garacias.. mil

  • Norma