Aceptar
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en nuestra política de Cookies.
Saca más provecho a la máquina elíptica

Saca más provecho a la máquina elíptica

En el gimnasio o incluso en casa, una de las máquinas cardiovasculares más frecuentes es la elíptica, o también, caminador elíptico. No sólo es una de las más fáciles de encontrar sino que también nos propone una buena ejercitación aeróbica, para trabajar tanto la zona alta del cuerpo como los miembros inferiores.

Por ello, y para sacar más provecho a tu entrenamiento, te proponemos algunos consejos que te ayudarán en tu ejercitación.

Una buena recomendación para quemar calorías y para mejorar el sistema cardiorrespiratorio es enfocarte en mantener una cantidad adecuada de pasos por minutos, es decir, la cantidad de veces que las piernas se mueven: procura mantener entre 140 y 160 por minuto.

Para que el ejercicio sea efectivo, y también tonifique tus muslos, concéntrate en los pies y pon presión con tus talones hacia abajo para trabajar también los glúteos e isquiotibiales. Así también, para fortalecer estos músculos posteriores pedalear o ir hacia atrás es una buena idea (cuando el tipo de máquina te lo permita).

Si no tienes mucho tiempo para tu ejercicio, una buena forma de maximizar la actividad es trabajar con los brazos y piernas al mismo tiempo, haz fuerza con tus piernas mientras tiras o empujas con los brazos también. De este modo, no sólo estarás trabajando tanto el tren superior como el inferior sino que también podrás elevar tu frecuencia cardíaca y fortalecer el corazón.

Ahora bien, si te interesa más trabajar la zona media o también llamada "core", entonces se recomienda que utilices tus piernas y dejes libres las manos, es decir, que no te sujetes de las asas, de forma tal que desafíes el equilibrio. Si te cuesta mantenerte estable, podrás colocar tus manos sobre las caderas.

Finalmente, para trabajar bien los glúteos, también puedes trabajar en pendiente, puedes ir haciendo intervalos de dos o tres minutos, e ir en mayor grado de declinación cada vez -también si el tipo de máquina te lo permite-.

Entonces recuerda, que para sacar más provecho a la elíptica, podrás ir variando el trabajo en función de la velocidad, las repeticiones o la pendiente. Cuanto más variedad imprimas a tu ejercitación en la elíptica, mayores resultados y beneficios notarás.

Vía Fitsugar

Anímate y déjanos tu comentario