Aceptar
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en nuestra política de Cookies.
Para vivir 100 años…

Para vivir 100 años…

En el sitio Shape.com salió publicado un artículo en el cual se cuenta sobre un seguimiento que se realizó en distintas regiones del planeta que tienen la particularidad de contar con gente longeva entre sus pobladores (Sardinia, Italia, Okinawa, Japón, Loma Linda, California, entre otras).Así es como un grupo de investigadores anduvo en esas zonas entrevistando a sus pobladores longevos y llegaron a estas conclusiones -para vivir 100 años hazte amigo de estos hábitos de vida-:

-Ríe, ríe siempre: Este fue uno de los principales factores que encontraron en estas poblaciones. La risa, como ya se sabe, no sólo alivia la preocupación sino que también relaja los vasos sanguíneos, y reduce así el riesgo de padecer ataques cardíacos.

-Ejercita, moderadamente: También se halló que esta gente aunque no es ni maratonista ni atletas de gran nivel, sí son habitúes de hacer ejercicios de baja a moderada intensidad: largas caminatas al aire libre, jardinería e incluso se toman la libertad y el placer de jugar, con niños y mascotas. Es decir, que están siempre ejercitando y sin siquiera proponérselo.

-Come de forma también moderada: Existe una antigua sentencia confusiana que dice que hay que “comer hasta que se esté un 80 por ciento satisfecho”. No olvides que la señal de que ya se está satisfecho demora unos 20 minutos en llegar al cerebro, así que bueno es no sólo comer despacio sino también detenerse un rato antes de haber comido de más. Sirve tus porciones siempre en platos pequeños y cuando sea hora de comer, limítate a eso: a comer, sin televisores, radios o distracciones para tener conciencia plena de lo que estás ingiriendo, además de, claro, disfrutarlo.

-Haz del rompenueces un utensilio casi diario: Los investigadores encontraron que los individuos de una comunidad adventista de Loma Linda, en California, que consumían frutos secos, de toda clase, hasta cinco veces por semana tenían hasta un 50 por ciento menos de probabilidad de desarrollar enfermedad cardíaca al tiempo que vivían, en promedio, hasta dos años más que aquellos que no tenían este hábito.

-Presta atención a tu círculo social: Rodéate de gente que sabes te hará bien, y será compatible con tu estilo de vida saludable. Además, la amistad y los lazos afectivos puros parecen ser muy importantes para una vida más saludable, placentera y larga.

-Vive con intención: O, como se llama en Costa Rica, “plan de vida”. Es importante tener propósitos, objetivos, valores y metas sanas. Asimismo, es esencial buscar hacer actividades que estén relacionados con ellos y que a la vez nos hagan sentir felices y plenos.

Anímate y déjanos tu comentario