Aceptar
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en nuestra política de Cookies.
Nuevo estudio español corrobora los beneficios de la dieta mediterránea para el corazón

Nuevo estudio español corrobora los beneficios de la dieta mediterránea para el corazón

Foto de Nuevo estudio español corrobora los beneficios de la dieta mediterránea para el corazón

Más evidencia respalda los beneficios de la dieta mediterránea: en este caso, se trata de un reciente estudio español que concluyó que este tipo de dieta también es bueno para el corazón ya que reduciría significativamente los riesgos de sufrir un primer infarto u otra cardiopatía.

En este trabajo efectuado por el Instituto Catalán de Oncología, en Barcelona, se trabajó sobre unos 40.000 adultos del país a quienes se les siguió de cerca durante una década para conocer sobre sus hábitos alimenticios y su estado de salud, con especial atención en el corazón.

Según se explicó  en el American Journal of Epidemiology, las evidencias serían contundentes y los efectos favorables de la dieta mediterránea también se acumularían “durante años”.

En específico, los investigadores liderados por Genevieve Buckland utilizaron los datos de unos 41.078 hombres y mujeres de una edad promedio de 49 años, que habían sido reunidos desde 1992 hasta 2004 de cinco hospitales españoles y como parte del estudio EPIC (European Prospective Investigation into Cancer and Nutrition), el que se realizó 10 países de Europa.

Al momento del inicio del trabajo, los participantes informaron qué y cuánto comían, al tiempo que se les efectuó una serie de mediciones corporales, se revisaron sus historias clínicas y los se indagó sobre otros hábitos (tabaquismo y actividad física).

Además, se les dio un puntaje según la cercanía de su dieta a un estilo mediterráneo, en una escala de 18 puntos: a mayor puntaje, más cercanía.

En una década, ocurrió que unos 609 participantes habían tenido un infarto o angina inestable con necesidad de intervención, mientras que nueve de ellos habían muerto por su causa.

Cuando el equipo comparó esos problemas cardíacos con los puntos, halló que cuanto más alto era el puntaje y, por ende, la similitud con la dieta mediterránea, menor era el riesgo de desarrollar una enfermedad cardíaca.

De hecho, un puntaje alto estuvo asociado con un 40 por ciento menos riesgo de tener un primer evento cardíaco, que globalmente, escausa de un 30 por ciento de las muertes del mundo por año, es decir, cerca de 17 millones de decesos.

Recordemos que la dieta mediterránea, si bien puede variar según la región geográfica, se caracteriza por incluir aceite de oliva, frutas, verduras, legumbres, cereales integrales, frutos secos y semillas. Además, prevalece el pescado sobre otras carnes y el consumo de lácteos y alcohol se hace con moderación.

Vía Yahoo

Anímate y déjanos tu comentario