Aceptar
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en nuestra política de Cookies.
Estudio: mayor consumo de vitamina K2 protegería contra ciertos tipos de tumores

Estudio: mayor consumo de vitamina K2 protegería contra ciertos tipos de tumores

Las personas que consumen más cantidad de vitamina K a través de los alimentos serían menos propensos a padecer o morir a causa del cáncer, sobre todo en relación con tumores de pulmón y de próstata, según se desprendió de un nuevo estudio cuyos resultados salieron publicados en el American Journal of Clinical Nutrition.

Si bien un estudio previo ya había encontrado vinculación entre la vitamina K y el cáncer de próstata, es ésta la primera vez que se analiza, de manera general, el consumo de este nutriente con el mayor o menor riesgo de desarrollar o morir de cáncer.

De todos modos, los investigadores implicados consideraron que los resultados no prueban que consumir más vitamina K reduzca el riesgo de sufrir ciertos tumores, sino que más bien brindan una nueva base para investigarlo.

Recordemos que la vitamina K existe en dos formas naturales: la K1 o filoquinona, que se puede encontrar en los vegetales de hoja verde y en ciertos aceites vegetales, y la K2 o menaquinona, cuyas fuentes principales son la carne y el queso.

En este último estudio liderado por Jakob Linseisin, del Centro de Investigacion del Cáncer en Alemania, se halló que los participantes que  mayor consumo de vitamina K2 tenían, presentaban menor riesgo de desarrollar o morir por cáncer. No así en lo referido con la mayor ingesta de la K1.

Estos resultados surgieron de los datos de más de 24.300 adultos en Alemania, de entre 35 y 64 años, y sin diagnóstico de cáncer al comienzo del estudio. Para ver la relación con el mayor o menor consumo de vitamina K, los investigadores efectuaron regulares cuestionarios para determinarlo.

Lo cierto es que una vez transcurrida la primera década, a un total de 1.755 participantes se les diagnosticó cáncer de colon, mama, próstata o pulmón, de los cuales 458, de hecho, murieron.

En promedio, el equipo alemán pudo determinar que el cuarto de los participantes con el mayor nivel de vitamina K2 eran hasta un 28 por ciento menos propensos a haber muerto por alguno de los cánceres que el cuarto de los hombres y mujeres que menos vitamina ingerían.

Además, el 2,6 por ciento (156) del cuarto de participantes que menos vitamina K2 consumía falleció como consecuencia de uno de los cuatro cánceres.

Cuando el equipo analizó cada tipo de cáncer, no identificó una relación entre la forma de la vitamina K y el cáncer de mama o de colon. Por el contrario, esta vinculación sí se halló con el cáncer pulmonar y el de próstata.

Vía Yahoo.com.ar

Si te ha gustado compártela con tus amigos

Anímate y déjanos tu comentario

  • LILIA

    SOLAMENTE PREGUNTAR SI LA VITAMINA K2 AYUDA A LOS ENFERMOS CON SÍNDROME MIELODISPLÁSICO. GRACIAS.