Menú de Halloween, recetas y recomendaciones

Menú de Halloween con recetas

El pasado fin de semana os hablamos de cómo podíais maquillaros para Halloween y ahora que imaginamos que ya habéis pensado en el aspecto que tendréis, queremos ayudaros a preparar la fiesta del día 31 con un menú de Halloween. Somos conscientes de que si habéis buscado por la red habréis encontrado todo tipo de recetas, unas más curiosas que otras. En nuestro caso hemos reunido las que creemos más atractivas, porque hemos visto que algunas no son del todo atractivas y hemos preferido ignorarlas. Además, consideramos que lo más cómodo es que os demos directamente el menú y que así no tengáis que estar pensando en si las recetas de cada plato cuadrarán entre ellas.

Menú de Halloween, equilibrio y diversión

Sabiendo la web en la que estáis, seguro que imagináis que nuestro menú para Halloween está preparado no solo con mucho amor, sino también con unos ingredientes saludables. Si estáis cansados de leer menús en los que los fritos son el plato fuerte, nosotros nos vamos a encargar de ayudaros a que la noche sea mucho más agradable. Disfrutaréis de una buena digestión y os aseguraréis de que todos los comensales puedan disfrutar de una noche terrorífica en la que el miedo lo representen los disfraces y la decoración. Además, nos hemos propuesto que el menú tenga un toque estadounidense, para que así la experiencia sea más original.

Esto es Halloween

O como dirían los norteamericanos, “This is Halloween”, y eso significa recurrir a unos ingredientes muy propios de esta fecha. Las calabazas os servirán de adorno y si tenéis la suerte de saber vaciarlas quizá podáis crear una bonita lámpara para usar en esta fiesta (no esperéis que la podáis tener mucho más tiempo). Para dar la bienvenida a los invitados lo mejor será un vasito de sidra caliente. La preparación no es complicada y ayudará a dos cosas: abrirá el apetito y además calentará a los comensales.

Tenéis que utilizar zumo de manzana, un total de seis bolsas de té chai, dos palitos de canela y una rama de vainilla. La preparación implica cocinarlo todo a fuego lento entre tres y un máximo de cuatro horas. Cuando lo saquemos tendremos que quitar las bolsas de té usadas y mezclar el resultado con zumo de limón. Luego solo nos queda poner dos cosas en la taza: un palito de canela y dos rodajas pequeñas y finas de manzana. Lo servimos caliente y tenemos una fantástica bebida para iniciar la cena de Halloween.

Menú de Halloween y decoración

Una sopa como primero

El primer plato lo mejo es que sea una sopa de calabaza. La vamos a preparar con una receta casera muy propia de los estadounidenses. Comenzamos poniendo aceite de oliva en una olla, añadiendo dos puerros y cocinando a fuego medio hasta que estos queden blanditos. Ahora añadimos ajo y seguimos cocinando, en este caso dos minutos más. Lo siguiente será añadir pimiento verde y bajar el fuego a medio. Ahí lo vamos a dejar alrededor de 8-10 minutos hasta el momento en el cual notemos que los pimientos ya han quedado blandos. Después rellenamos la olla con un poco de pimiento rojo, hojas de laurel, maíz y pimienta negra. También ponemos dos cuartos de una calabaza y esperamos. El tiempo dependerá del fuego, pero normalmente nunca es más de 40 minutos. Os tendréis que asegurar de que la calabaza queda tierna y luego ya podréis servir la sopa.

Costillas de plato principal

Buscamos un plato de carne que guste a todos, que sea de Halloween y que tenga una dosis de elemento tétrico.Y lo que se nos ocurre son unas buenas costillas. Lo mejor de todo es que esta comida es fácil de preparar y no tiene ningún tipo de secreto. Lo único que tenemos que hacer es comprar costillas y prepararlas con salsa barbacoa. La carne debería estar jugosa para que se pueda complementar bien con el resto de platos que hemos presentado. Al fin y al cabo, es posible que asistan a nuestra cena de Halloween personas que no tengan mucha fuerza para masticar y tras la sidra y la sopa no queremos ofrecer una carne demasiado dura. Para la presentación del plato recomendamos colocar todas las costillas en una gran bandeja como si estuvieran puestas con forma de caja torácica. Una vez comience la cena seguro que las costillas van volando, pero al principio la impresión será muy aterradora.

Con estas tres recetas ya tendréis el menú de Halloween perfecto, aunque nos faltaría un postre. Unas galletas preparadas en el horno con moldes de fantasmas, murciélagos o calaveras seguro quele gustan a todos los comensales. Y sino también os recomendamos una tarta de merengue y nata en la que podáis haber moldeado este ingrediente en forma de fantasma. Hay muchas opciones para el postre y en ese aspecto es bueno que improviséis un poco.

Compartir en Google Plus

Acerca de Flor Milano

Deja una Respuesta

¡Sé el primero en comentar!

avatar

wpDiscuz