Menos estrés, más salud

Reír para mejorar la salud 1

Reducir los niveles de estrés es esencial para mantener una mejor salud. Repasemos en este post de Vitadelia otras alternativas naturales que podrán ayudar a combatir las presiones y las emociones negativas.

Respirar

Algo tan simple como respirar, puede hacer una gran diferencia. La clave está en hacerlo de forma consciente. Existe evidencia científica que ha demostrado que la respiración profunda reduce el nivel de la hormona cortisol, la conocida como hormona del estrés, al tiempo que favorece la relajación y la baja de la tensión y la ansiedad.

Aromaterapia

El sentido del olfato y los aromas también pueden ayudar. La aromaterapia es otra opción a mano de cualquiera y que pueda propiciar un estado más calmo y equilibrado. De todas las fragancias, las cítricas, como la naranja o el limón, la de lavanda, mejorana y manzanilla se incluyen entre las más recomendadas.

Infusiones

Beber ciertas infusiones relajantes también puede ser una buena alternativa. Infusiones de lavanda, melisa, hierbaluisa, tilo, valeriana y manzanilla son de las más aconsejadas en estos casos por sus propiedades relajantes. Prepárate una infusión de una o varias hierbas, una o dos veces al día, en especial, antes de ir a la cama para descansar más y mejor.

Reír

Qué mejor que reír para ganarle al estrés. Varios estudios han determinado que la risa disminuye las hormonas y sustancias que ocasionan el estrés, la ansiedad y varias dolencias. De hecho, un reciente estudio ha sugerido que la risa tiene un efecto analgésico leve, parecido al de la aspirina, ideal para aliviar el dolor y reducir el estrés asociado al miedo.

Gimnasia ocular

El estrés también afecta la visión y puede provocar tensiones y dolores de cabeza muy molestos, de aquí que también se pueda recurrir a ejercitar la visión para relajarla. En este caso, vas a alejar la vista del ordenador y a centrar la mirada durante 30 segundos en un mismo objeto, como un cuadro, un árbol o una planta, que se encuentra en un punto más alejado. Si se te van los ojos, vuelve a centrar la vista lentamente. Luego, parpadea un par de veces. Repite este ejercicio varias veces en el día.

Compartir en Google Plus
Periodista general recibida en TEA Mar del Plata, en el año 2005, con promedio distinguido.Actualmente soy editora de contenidos para las redes de Bitablog y Smallsquid. También he escrito para otras, como el Sobre de los Blogs. Desde mis inicios, me ha atraído todo la relacionado con Internet y los medios digitales, así como el mundo de la salud y el bienestar, del turismo y los viajes, la comunicación y la cultura en general.

Deja una Respuesta

¡Sé el primero en comentar!

avatar

wpDiscuz