Melena fantástica, consejos antes de dormir

dormir para una melena fantástica

Tener una buena melena es algo que le gusta a cualquier mujer y que también tiene éxito entre algunos chicos, aunque sabemos que el pelo largo no está en la onda de la filosofía hipster que tanto se lleva hoy día. Por ello cada día buscamos nuevas ideas que nos permitan tener el cabello en mejor estado, ya sea aplicando productos o a través de ideas y técnicas naturales. Nosotros ya hemos hecho ambas cosas, pero todavía nos quedan muchos consejos que daros para que podáis lucir una melena de ensueño. ¿Nos ponemos con ello?

Melena fabulosa desde la cama

El momento en el cual nos vamos a dormir es muy importante para nuestro pelo. No porque sea recomendable que nos peinemos y nos desenredemos antes de acostarnos, sino porque el lugar donde apoyamos la cabeza juega un papel crucial en que mantengamos la melena en un buen estado. Eso implica que tendremos que asegurarnos de que la almohada siempre es de la mejor calidad. Lo que buscamos una vez nos vamos a la cama es que nuestro pelo se mantenga hidratado. Ya sabéis lo importante que es la hidratación en todos los aspectos y en cuanto al cabello no es una excepción. Si mantenemos el pelo hidratado conseguiremos que por la mañana, cuando nos despertemos, no suframos ese encrespado tan molesto con el cual nos solemos encontrar algunas veces. ¿La solución para este problema? Radica en algo tan simple como que cambiemos la clásica funda de algodón que todos tenemos en casa por una que esté tejida con satén. Así que ya sabéis, la próxima vez que paséis por una tienda de ropa de cama os recomendamos echarle un vistazo al satén, visualmente se abrirá ante vosotros un mundo de posibilidades.

Antes de dormir…

Pero no adelantemos acontecimientos hablando de la almohada. Hay algo que es muy recomendable antes de irnos a dormir para lograr esa hidratación de la cual hablábamos. Nos referimos al lavado nocturno. Lo que debemos hacer es lavarnos el pelo, secarlo bien (no vayáis a coger frío) y luego recogerlo de forma que nos quede en un moño. Es importante que el secado no sea demasiado completo, dejemos el pelo un poquito húmedo, pero solo un poco, de forma que la hidratación nos beneficie a lo largo de la noche. Lo que ocurrirá cuando nos despertemos es que nos encontraremos un pelo tan hidratado, con tanto volumen y tan en buena forma que nos parecerá que hayamos pasado por la peluquería para hacernos algún tratamiento caro. No obstante, tampoco es recomendable que abusemos de esta práctica, puesto que seguro que si nos excedemos terminamos abandonando el proceso con el tiempo.

No olvidemos los aceites

Tengamos en mente también el valor de usar aceites esenciales que le pueden aportar mucho valor a nuestro pelo sin que suponga un problema en términos de salud del mismo. Además, no son productos que supongan un gasto elevado, así que podremos recurrir a ellos en cualquier tipo de situación. En nuestro caso lo que os vamos a recomendar es que uséis el aceite de argán. ¿Pero cómo aplicarlo? Vamos a volver al paso anterior, el de lavarnos el pelo antes de dormir. En este caso lo que haremos después de lavarnos, y antes de secarnos, será ponernos una dosis de este aceite. No os paséis de cantidad, pero tampoco os quedéis cortos. Vuestro pelo tiene que enterarse de que os habéis puesto el aceite, así que no seáis muy conservadores.

cabello perfecto

Una vez puesto el aceite cepillaros con suavidad de forma que quede en un estado suave y agradable al contacto. Ahora lo que tendréis que hacer será envolverlo usando para ello los beneficios de la seda. Con que tengáis un pañuelo, mayor o menor dependiendo de la cantidad de pelo que tengáis, será más que suficiente. Al despertar, como en los otros casos, veréis que el pelo está fantástico y agradeceréis el apoyo que os ha proporcionado ese aceite esencial que os hemos recomendado.

Consejos fundamentales

Todas estas ideas os permitirán acostaros y despertaros por la mañana con un pelo fantástico. Pero siempre tenéis que tener una serie de consejos en cuenta que resultan fundamentales. Por ejemplo, aunque nos vayamos a la cama con la melena un poco húmeda, nunca debe ser algo excesivo. Si on sabéis cómo evitarlo y no tenéis otro medio, una simple toalla también os ayudará para evitar la humedad. Los problemas de dormir con el pelo demasiado mojado radican en que por la mañana nos encontraremos con que está más enredado de lo que podíamos imaginar y que, por otro lado, ha perdido fuerza, lo que hace más fácil que se rompa.

Por otro lado, también debemos tener cuidado con aquellos productos de cuidado para el pelo que tengan un componente de grasa demasiado alto. Quizá durante el día nos vienen bien para determinadas cosas, pero durante la noche el exceso de grasa en el pelo no es nada recomendable. Y sobre todo, nunca olvides lo importante que es desenredar la melena antes de dormir.

Compartir en Google Plus

Acerca de Flor Milano

Deja una Respuesta

¡Sé el primero en comentar!

avatar

wpDiscuz