Mejorar la musculación mediante deportes en grupo

Mejorar la musculación con atletismo

Hay veces en las que seguir una rutina de ejercicios puede resultar tan aburrido que la vamos dejando poco a poco hasta que, cuando nos damos cuenta, hemos usado alguna excusa para olvidarnos de ella. “Estoy agotado”, “hoy no me apetece” o “este programa de la tele está interesante” son algunas de las excusas más utilizadas para ir dejando poco a poco esa meta de conseguir un cuerpo perfecto. Si eres de los que se dejan superar por la pereza incluso cuando quieres ejercitar el cuerpo, tal vez te interese saber que hay cosas más allá que una rutina de ejercicios. Por ejemplo, actividades en grupo o dirigidas con las que habrá menos riesgos de cansarte en el proceso. Hay veces que es mejor practicar deportes en grupo para mejorar la musculación que hacerlo en la intimidad y el aburrimiento del hogar.

Atletismo para mejorar la musculación

Uno de los deportes más antiguos y con diferentes disciplinas es el atletismo. El deporte estrella para potenciar los músculos del cuerpo por igual a la vez que ganamos agilidad, velocidad y mayor capacidad pulmonar. A diferencia de lo que creen algunas personas, el atletismo no se limita solo a correr por una pista cerrada en busca de ganar a los contrincantes y conseguir una buena marca personal.

Hay muchas variedades dentro de este ejercicio, desde los 100 metros lisos a lanzamiento de pesas. Este ejercicio en grupo puede ser muy sacrificado porque aunque se practique con mucha gente, estos no dejan de ser “rivales” de cara a ganar las carreras o de buscar la mejor marca al hacer saltos de altura. Pero eso no quita que los entrenamientos sean divertidos, porque siempre hay huecos para jugar a algunos juegos infantiles que, por muy difícil que resulte de creer, ayudan a ejercitar muchas partes del cuerpo mientras corremos, como por ejemplo el escondite o el juego de pillar. Otro beneficio del atletismo es que ayuda a controlar la respiración, llevando a que eliminemos esa mala costumbre de respirar por el pecho y hacerlo por el diafragma. Esto precisamente facilita conocer mejor el cuerpo hasta el punto de que muchas personas que suelen tener descuidos o caídas tontas mejoran su coordinación con tan solo practicar atletismo dos veces a la semana.

Aeróbic si queremos elasticidad

Este deporte es menos sacrificado que el anterior, pero igual o más divertido. El aeróbic consiste en ejercitarse mientras se sigue a un monitor que va indicando qué movimientos hacer y cómo hacerlos mientras anima a todos con un poco de música de fondo. Dentro del aeróbic hay una variedad que está ganando mucha fama ahora mismo llamada zumba, la cual consta de ejercitarse al ritmo de música latina.

Muchas veces se desprestigia el aeróbic por basarse en movimientos relajados y tenemos la falsa creencia de que no ayuda a tonificar el cuerpo. Ese mito es completamente falso, puesto que este ejercicio ayuda y mucho a quemar grasas mientras el cuerpo gana elasticidad. Gracias al aeróbic podemos ver cómo muchos de los movimientos que al principio eran imposible de ejecutar, al paso de un mes o dos ya son posible recrearlos con gran soltura y facilidad. Además, ganamos coordinación gracias a que muchos movimientos implican mover piernas y brazos a la vez, logrando que en las siguientes sesiones resulte más fácil seguir órdenes tan sencillas como lo son alzar la pierna izquierda y tocar a su vez la rodilla con la mano derecha. Es más, si sois personas con un sentido del ritmo pésimo, practicar aeróbic o zumba serán ejercicios ideales para saber identificar cada zona del cuerpo y ser capaces de ejecutar movimientos complejos que antes resultaban casi inimaginables que se podrían hacer.

Aeróbic para la musculación

Spinning, elimina estrés y tonifica piernas

¿Tienes mucha tensión acumulada y no sabes cómo eliminarla? Entonces no lo dudes y prueba una clase de spinning en el gimnasio. Una vez salgas de allí sentirás una gran liberación y una sonrisa dibujará tu rostro. Y todo por el mero hecho de pedalear como si no hubiera mañana. Lo bueno de asistir a clases guiadas de spinning es que el monitor te motiva a la vez que te ayuda a hacer los movimientos que mejor ayudan a tonificar piernas y reafirmar músculos.

Todo esto mientras la música, de fondo, acompaña y motiva, especialmente cuando el ejercicio se pone tan duro como por ejemplo tener que pedalear de pie sobre la bicicleta estática. Como es evidente, el spinning se puede practicar en casa, pero no tiene nada que ver a practicarlo en grupo. En grupo nos sentimos arropados y motivados al ver a otras personas que, al igual que tú, buscan eliminar todo el estrés acumulado. Motivarse unos a otros es fundamental para seguir adelante con el ejercicio y no tirar la toalla cuando la sesión para mejorar la musculación se ponga más dura.

Compartir en Google Plus

Acerca de Flor Milano

Deja una Respuesta

¡Sé el primero en comentar!

avatar

wpDiscuz