Mejorar la vista, ejercicios recomendados que te sorprenderán

ejercicios para la vista

En la actualidad es extraño conocer a alguien que no practica algún deporte o realiza ejercicios físicos prácticamente a diario. El culto al cuerpo, las ganas de sentirse bien y en forma y llevar una vida saludable se han convertido en casi un habitual para la mayoría de individuos. Es cierto que debemos cuidarnos todo lo posible, pero tenemos que recordar que los músculos no solo se encuentran en las piernas, los brazos o el abdomen. Existen otras partes del cuerpo igual de importantes o incluso más a las que tenemos completamente olvidadas. Mejorar la vista, por ejemplo, es de lo que hoy vamos a hablar y seguro que os sorprendéis.

¿Te has planteado alguna vez ejercitar tus ojos? Seguramente tu respuesta sea negativa, pero debes saber que esta zona es fundamental y debemos tratarla adecuadamente, puesto que la vista es un sentido que vamos perdiendo progresivamente con la edad. Sin embargo, aunque a veces es algo irreversible, sí que podemos frenar el desarrollo de algunas enfermedades oculares ejercitando nuestros ojos. Así que ponte en marcha y memoriza los ejercicios que vamos a explicarte a continuación. Si te lo propones… ¡tendrás una vista de lince!

Mejorar la vista parpadeando

Es evidente que el parpadeo es un movimiento necesario para los ojos, puesto que lo hacemos de forma involuntaria. Pero también es verdad que podemos forzarlo. Es aquí donde queremos que te centres. El primer ejercicio que vamos a proponerte se basa en llevar a cabo un parpadeo rápido. Es decir, abre y cierra los ojos a la mayor velocidad que puedas. Esto nos va a servir para lubricarlo y sin necesidad de utilizar productos industriales o lágrimas artificiales.

Principalmente este ejercicio se realiza si padecemos de sequedad ocular y además ayuda a mejorar la circulación en esta zona del cuerpo. También podemos llevar a cabo un parpadeo algo más lento, pero este lo vamos a realizar para descansar los músculos de los ojos. Date cuenta que estos trabajan constantemente y necesitan de vez en cuando un descanso. Haz este movimiento a primera hora de la mañana y antes de acostarte. Cierra los ojos durante 5 segundos aproximadamente y repite el ejercicio 6 o 7 veces.

Enfocar leyendo

A medida que pasan los años nuestra vista empieza a perder cualidades, sobre todo en lo relacionado con el enfoque. Normalmente nuestros ojos se acomodan en una posición debido a que solemos trabajar mirando a un punto fijo. Para reactivar el enfoque un ejercicio muy bueno es leer una revista o un libro cerca e ir alejando el papel progresivamente. Luego realiza este movimiento a la inversa. Lo ideal es que lo hagas 20 veces de forma repetida.

Mantener siempre el movimiento

Como veníamos diciendo, estamos acostumbrados a trabajar o vivir fijándonos en un punto concreto. En ocasiones esto es necesario, pero lo que ocurre es que perdemos visión periférica y el nervio óptico se encasilla. Por este motivo es recomendable que te sientes con la espalda recta y dejes quieta la cabeza. Una vez que has adoptado esta postura mueve los ojos hacia la derecha y hacia la izquierda. No olvides que no puedes mover nada más. Luego haz lo mismo pero hacia arriba y abajo. Intenta repetir este ejercicio entre 5 y 10 veces al día. De igual modo, esta técnica debes llevarla a cabo con los ojos cerrados. En ambos casos ayudará a fortalecer los músculos que rodean los ojos.

trucos para mejorar la vista

Haz guiños

Seguro que en más de una ocasión te has puesto a guiñar o hacer muecas. Pues queremos que ahora los hagas diariamente. Los guiños son un movimiento fundamental para evitar que se debiliten los músculos de los ojos, así que el ejercicio va a consistir en realizar este movimiento primero en el ojo derecho y luego en el izquierdo. Debe ser progresivo, empieza guiñando con suavidad y poco a poco lo vas haciendo con más fuerza.

Un momento de relajación

Como nuestros ojos trabajan de forma constante es necesario que le regalemos un momento de descanso. La relajación también es importante, por ello te recomendamos que cierres los ojos y pongas sobre ellos las palmas de la mano. Aguanta cierto tiempo en esta postura, pero no te excedas de los 5 minutos. Notarás cómo se van las tensiones rápidamente. Además, debes hacer que descanse el nervio ocular, pues es el que más estrés acumula. Lo mejor para esto es alejarse de la ciudad e ir a un sitio lleno de naturaleza o playa donde podamos mirar al horizonte tranquilamente sin pensar en nada. Pero como no siempre podemos hacerlo, otro truco es fijarnos en un punto concreto e intentar mirar lo más lejos posible estemos donde estemos.

No cabe duda de que los ojos son muy importantes para nuestra vida, los utilizamos constantemente y por este motivo necesitan también sus cuidados. No dudes en realizar estos ejercicios cada día, verás como tu visión mejora y tus ojos no sufrirán tanto. Al fin y al cabo, mejorar la vista no es tan difícil, ¡mucho ánimo!

Compartir en Google Plus

Acerca de Flor Milano

Deja una Respuesta

¡Sé el primero en comentar!

avatar

wpDiscuz