Meditación contra el dolor

Cada vez son más los médicos que recomiendan a sus pacientes que están sufriendo dolor el recurrir a la meditación

, como una vía de aliviar ese malestar, y como herramienta complementaria al tratamiento médico tradicional.

Esta técnica oriental milenaria va ganando, poco a poco, legitimación dentro de la comunidad científica y médica: mucha evidencia ha hecho en los últimos años que se incluya a la meditación como una herramienta de gran ayuda, tanto para las personas sanas como para los que se aquejan de algún mal.

En los sanos, relaja y alivia el estrés diario, y en las personas con dolor, los ayuda reducir las emociones negativas asociadas y a controlar mejor la situación, y todo ello sin ningún efecto colateral.

Juan Manzanares se desempeña como instructor de grupos en Madrid, además es psicólogo y tiene su propia escuela, y ha destacado que “la meditación es una herramienta que no cura la enfermedad, pero que enseña a gestionar el dolor, influye en todas las variables que afectan a la enfermedad, entre ellas la parte mental. Hay que quitarse las ideas rígidas de que el dolor hay que padecerlo y ya está, porque se puede manejar y en esto incide la meditación, en su interpretación“, explicó el experto.

La meditación ayuda a tomar conciencia del dolor y la enfermedad, pero ayuda a verlo desde otra perspectiva más abierta, en la que no existe la exclusividad del ‘yo estoy enfermo’, sino que es un dolor que existe en miles de personas“, añadió.

En todo caso, y cuando se está sufriendo un cuadro de dolor, será necesario librarse de los factores negativos de la enfermedad, tales como “las emociones negativas, la indefensión o la autoimagen negativa“, advirtió Manzanares.

“Hay que digerir el dolor, hacerse responsable de él y aprender que es cambiante, no fijo. Esto ayuda a ser capaz de manejarlo y gestionarlo (la meditación)”.

Otra especialista consultada, Marta de la Fuente, psicooncóloga del MD Anderson Cancer Center de Madrid, coincidió y destacó la importancia de la meditación: “se está comprobando que un ajuste emocional adecuado, un requilibrio emocional que se ha alterado, sobre todo cuando te diagnostican la enfermedad, hace que tu cuerpo esté mejor preparado para afrontar los efectos de la patología y, al final, influye en los resultados clínicos, como aquellos que indican que se controla mejor el dolor o que se aumentan las defensas“.

De todos modos, ambos psicólogos añadieron que “no hay que olvidar que esta terapia es complementaria, no curativa, pero te enseña y ayuda a mejorar. La vida es enfermedad y salud, no hay que centrarse sólo en una cosa. La meditación enseña eso y aprender a vivir de otra manera cuando te enfrentas a momentos duros“.

¿Quieres saber más de la meditación?

Vía 20minutos

Compartir en Google Plus
Periodista general recibida en TEA Mar del Plata, en el año 2005, con promedio distinguido.Actualmente soy editora de contenidos para las redes de Bitablog y Smallsquid. También he escrito para otras, como el Sobre de los Blogs. Desde mis inicios, me ha atraído todo la relacionado con Internet y los medios digitales, así como el mundo de la salud y el bienestar, del turismo y los viajes, la comunicación y la cultura en general.

Deja una Respuesta

¡Sé el primero en comentar!

avatar

wpDiscuz