Medidas a tener en cuenta a la hora de realizarse una cirugía

Medidas a tener en cuenta a la hora de realizarse una cirugía 1

Si su medico le recomendó una cirugía bariátrica como parte del tratamiento de su obesidad, es probable que de por si tenga un riesgo aumentado que amenaza su salud y su calidad de vida. Esto se debe a que la obesidad mórbida es una condición que trae aparejada una serie de complicaciones propias del exceso de peso, si su situación a la que se suma el riesgo quirúrgico que tiene cualquier tipo de procedimiento, incluso esta cirugía.

Debido a esta realidad, antes de la intervención se realizan una serie de estudios clínicos prequirúrgicos para establecer si el riesgo es aceptable o no, ya que algunas enfermedades cardiacas, pulmonares, endocrinas o gastrointestinales graves son contraindicaciones para la cirugía bariátrica, y quienes la padezcan no podrán ser operados.

Otras situaciones que pueden postergar una intervención bariátrica son:

  • Problemas de coagulación. Es indispensable normalizar la coagulación para evitar el sangrado durante la cirugía. Si esto no se lograra el procedimiento quirúrgico no deberá realizarse.
  • Resfrío, gripe, tos, fiebre, dolor abdominal, diarrea. Cualquiera de estos cuadros menores deben ser comunicado de inmediato al cirujano dado que podría ser necesario postergar la operación hasta el momento en que el paciente se encuentre en su mejor condición física posible.

En cualquier caso el medico evaluara si con ciertas intervenciones que incluyan:

  • Controles especiales.
  • Medicación.
  • Cambio de hábitos.

Es posible disminuir los riesgos presentes y decidirá la conveniencia de la cirugía.

Es importante que antes del bypass deje de fumar y pueda bajar de peso. Los tratamientos para reducir el riesgo quirúrgico incluyen medidas generales que permiten llegar en un mejor estado a la operación. El bajar de peso es fundamental ya que antes de la cirugía puede recomendarse una internación corta en algún centro especializado para obtener una reducción moderada de peso. Asimismo el dejar de fumar, es conveniente hacerlo de 6 a 8 semanas antes de la operación porque el consumo de tabaco afecta la capacidad respiratoria que la operación exigirá al máximo.

Compartir en Google Plus

Acerca de Rocio Sollier

Deja una Respuesta

¡Sé el primero en comentar!

avatar

wpDiscuz