Mayor longevidad en países desarrollados

Longevidad

Estadísticamente se ha comprobado que los bebés que han nacido, desde principios de este siglo XXI, en países ricos tienen más expectativa de vida en comparación con aquéllos nacidos en otras naciones, basándose en este fenómeno un grupo de investigadores europeos quiso profundizar en su porqué y fundamentos.

Según este reciente estudio realizado por el “Centro Danés de Investigación sobre el Envejecimiento“, dependiente de la Universidad del Sur de Dinamarca,  estos bebes de países más desarrollados tendrían una expectativa de vida que alcanzaría los 100 años, y en gran medida se debe a la medicina actual y a los servicios sanitarios de estas naciones, a los adelantos tecnológicos y, en teoría, a más oportunidades en la vida.

En este último sentido, la investigación que salió publicada en la revista especializada The Lancet rescató un hecho puntual: la cantidad de horas en la jornada laboral. El simple hecho de trabajar menos cantidad de horas, seguramente mejorará la calidad y cantidad de vida futura de estas personitas.

Los científicos observaron que ya durante el siglo pasado, el XX, se han producido una gran cantidad de cambios que han prolongado la esperanza de vida de las personas en los países desarrollados.

“La esperanza de vida lleva más de 165 años aumentando de forma lineal y registrando nuevos récords, por lo que no parece que exista un límite de edad para el ser humano”, escribieron los autores.

“Si nos estuviéramos aproximando a ese límite, lo más probable es que se observara algún indicio de ralentización. El progreso constante que se da en las poblaciones más longevas sugiere que no estamos cerca de ningún tope y que es probable que la esperanza de vida continúe en aumento”, añadieron.

Es decir, que las circunstancias actuales de estos países configuran un escenario propicio para que sus ciudadanos sigan teniendo altas expectativas de vida, incluso de hasta cien años.

Según los resultados arribados tras analizar los datos en más de treinta naciones ricas, si en 1950 las probabilidades de seguir con vida en personas de entre 80 y 90 años rondaba un 13 por ciento, en el 2.000 este porcentaje asciende al 30 por ciento aproximadamente (37 y 25 por ciento en mujeres y hombres, respectivamente).

Con respecto al porqué de este fenómeno, los expertos apuntaron en principio a la mejora del bienestar de la tercera edad, y a hábitos más saludables durante la vida: una dieta más “conciente” y equilibrada, y la práctica regular de actividad física.

“El aumento de la población de la tercera y cuarta edad planteará retos formidables para los sistemas sanitarios. No obstante, existen indicios de que la gente no sólo vive más años que antes, sino también con menos discapacidades y limitaciones funcionales“, destacaron los responsables en la publicación.

Una mejor noticia sería que estas oportunidades de salud y vida más humana llegaran a todos y cada uno de los habitantes del mundo, sin distinción de ningún tipo. Los avances no me parecen tales si quedan reducidos a un número limitado de individuos. Una de las tantas cuotas pendientes que, como humanidad, aún tenemos.

Vía Yahoo

Compartir en Google Plus
Periodista general recibida en TEA Mar del Plata, en el año 2005, con promedio distinguido.Actualmente soy editora de contenidos para las redes de Bitablog y Smallsquid. También he escrito para otras, como el Sobre de los Blogs. Desde mis inicios, me ha atraído todo la relacionado con Internet y los medios digitales, así como el mundo de la salud y el bienestar, del turismo y los viajes, la comunicación y la cultura en general.

Deja una Respuesta

¡Sé el primero en comentar!

avatar

wpDiscuz