Más semillas para tener en cuenta

semillas de calabaza

El otro día comenzamos a compartir en Vitadelia sobre algunas de las semillas más conocidas, opciones nutritivas y saludables para tener en cuenta en nuestra alimentación diaria. Sigamos en esta ocasión con otras de sus variedades altamente recomendadas para incorporar a nuestra dieta y beneficiarnos de sus nutrientes y propiedades. Toma nota:

Semillas de calabaza

También conocidas, son las de mayor tamaño, y son populares por su propiedad vermífuga, es decir, por poder actuar contra los parásitos intestinales. Esta propiedad se la atribuye a la cucurbbitacina o cucurbitina, un principio activo de tipo alcaloideo.

Son más sabrosas tostadas, y pueden ser un excelente tentempié o bien sumarse a ensaladas u otras preparaciones de alimentos. Entre sus nutrientes, destaca la presencia de vitaminas A y E (excelente antioxidante) y de ácidos grasos esenciales Omega 3 y 6. También aportan proteínas de calidad y carbohidratos. Lee más sobre las semillas de calabaza.

Estas pipas también son utilizadas en fitoterapia, para el tratamiento de la hiperplasia benigna de próstata, aunque haya quienes discutan esta propiedad.

Semillas o pipas de girasol

Las tan mentadas pipas de girasol son también una de las más consumidas y constituyen un snack no muy calórico y nutritivo (unos 50 gramos está considerada una porción suficiente y adecuada).

De las grasas que aportan, destaca su riqueza en ácido gamma-linolénico, un nutriente esencial para la dieta, y que participa en la formación de prostaglandinas, unas moléculas de acción antiinflamatoria.

Además de proteínas, aportan potasio, fósforo y hierro, entre los minerales, y vitamina E y ácido fólico, además de antioxidantes útiles para el organismo.

Estas semillas se pueden agregar a sopas, ensaladas, a mueslis, salsas, panes y también hacer otras preparaciones procesadas, como puede ser un rico queso raw de girasol.

Semillas de amapola

De su valor nutricional, cabe destacar su elevado aporte de proteínas (un 18 por ciento), de grasas (45 por ciento), y fibra (10 por ciento). Se pueden encontrar en productos de panadería, bollería, tortas y bizcochos, además ser una alternativa a las harinas, sobre todo, en personas celíacas.

Cuentan con compuestos antioxidantes, vitaminas del grupo B, y también aportan minerales como el magnesio y fósforo, además de fibra.

En general, y como resumen, ten presente que las semillas (en toda sus variedades) se consideran una fuente importante de minerales como el potasio, el fósforo, el magnesio, el calcio y el hierro, para el cual conviene combinar con alimentos ricos en vitamina C, de forma tal que se pueda aprovechar más y mejorar su absorción.

Además, destaca el aporte de ácido fólico, un nutriente con funciones específicas y relevantes durante la gestación y el crecimiento infantil, y, en muchos casos, de vitamina E, excelente antioxidante que ayuda a prevenir y/o retrasar el envejecimiento celular.

Compartir en Google Plus
Periodista general recibida en TEA Mar del Plata, en el año 2005, con promedio distinguido.Actualmente soy editora de contenidos para las redes de Bitablog y Smallsquid. También he escrito para otras, como el Sobre de los Blogs. Desde mis inicios, me ha atraído todo la relacionado con Internet y los medios digitales, así como el mundo de la salud y el bienestar, del turismo y los viajes, la comunicación y la cultura en general.

Deja una Respuesta

¡Sé el primero en comentar!

avatar

wpDiscuz