Más legumbres para sumar a tu alimentación

Más legumbres para sumar a tu alimentación 1

Hace unos días comenzamos a compartir en Vitadelia algunas de las posibles variedades de legumbres

que existen, sigamos entonces en esta ocasión con más.

Habas

Entre sus nutrientes destaca su contenido de niacina, ácido fólico, vitamina C y fósforo. La niacina, o vitamina B3, es necesaria para mantener el correcto estado de las membranas y mucosas, mientras que el ácido fólico no sólo es la vitamina “estrella” de las embarazadas, sino que también ayuda a prevenir el cansancio y la fatiga.

La vitamina C, por su parte, es esencial para un buen funcionamiento del sistema inmune, mientras que el fósforo, entre otras funciones, participa en el metabolismo del calcio, mejorando su aprovechamiento.

Las habas soportan muy bien el congelado, hasta tres meses, y pueden sumarse en ensaladas, platos calientes y una gran cantidad de preparaciones.

Lentejas

Conocidas por ser una buena fuente de hierro, las lentejas son otra posibilidad que no hay que desestimar. Además, aportan ácido fólico, vitamina B1 y zinc. Tanto el ácido fólico como el hierro cumplen una función esencial en la sangre y en los glóbulos rojos. La B1, por su parte, participa en el correcto funcionamiento del sistema nervioso. El zinc también suma para la buena salud ósea.

Las lentejas se pueden encontrar en dos variedades, en un tipo que requiere de unas horas de remojo (lentejón) y en otra que no (lenteja propiamente dicha). Su cocción no es muy prolongada, y pueden sumarse a una gran cantidad de preparaciones, al arroz, en rellenos, guisos, estofados, en hamburguesas, salteadas con verduras o incluso germinadas.

Soja

Es una importante fuente de ácido fólico, vitamina B6, hierro, potasio y fósforo. La B6 participa en la regulación de las hormonas corporales, mientras que el ácido fólico y el hierro también  cumplen su función en las defensas naturales del organismo. El potasio contribuye al buen funcionamiento del sistema nervioso, mientras que el fósforo es necesario para los dientes y huesos.

Los porotos de soja se pueden preparar en guisos, sopas, consumir en ensaladas o en hamburguesas, y también tiene una gran cantidad de productos derivados, ricos en calcio y proteínas: tofu, leche, yogur, tempeh, etc.

Compartir en Google Plus
Periodista general recibida en TEA Mar del Plata, en el año 2005, con promedio distinguido.Actualmente soy editora de contenidos para las redes de Bitablog y Smallsquid. También he escrito para otras, como el Sobre de los Blogs. Desde mis inicios, me ha atraído todo la relacionado con Internet y los medios digitales, así como el mundo de la salud y el bienestar, del turismo y los viajes, la comunicación y la cultura en general.

Deja una Respuesta

¡Sé el primero en comentar!

avatar

wpDiscuz