Más frutas desecadas para disfrutar de un snack distinto

El otro día comenzamos a compartir en Vitadelia algunos tipos y las propiedades más destacadas de frutas desecadas, que tienen la característica de doblar por varias veces los nutrientes naturales de las mismas frutas frescas.

Las uvas pasas son una fuente riquísima de antioxidantes: polifenoles como flavonoides, quercetina, kaempferol, así como ácidos fenólicos y taninos, todos compuestos con acción antioxidante en nuestro organismo. De aquí que su consumo regular pueda ser de ayuda para prevenir enfermedades degenerativas como las cardiovasculares y el cáncer.

Las ciruelas y los albaricoques, o damascos, secos son dos alternativas ricas en fibra para mejorar nuestro organismo. Dejar en remojo unas cuatro o cinco ciruelas o albaricoques durante la noche, y comerlas el día posterior, así como el agua resultante, puede ser una muy buena ayuda para quienes sufren de estreñimiento y para regularizar su función intestinal.

Dentro del mundo de las frutas desecadas, las más energéticas son los dátiles y las uvas, ya que pueden contener hasta 67 gramos de azúcar por cada 100 gramos de producto, es decir, proporcionar hasta unas 280 calorías por misma proporción de alimento. De aquí que puedan ser una muy buena opción para recuperarse tras una actividad física intensa o un entrenamiento. Asimismo, podrán servir de tentempié o comerse en el desayuno, en aquellos casos en que se necesite ganar peso de forma saludable.

Vía Consumer

Compartir en Google Plus
Periodista general recibida en TEA Mar del Plata, en el año 2005, con promedio distinguido.Actualmente soy editora de contenidos para las redes de Bitablog y Smallsquid. También he escrito para otras, como el Sobre de los Blogs. Desde mis inicios, me ha atraído todo la relacionado con Internet y los medios digitales, así como el mundo de la salud y el bienestar, del turismo y los viajes, la comunicación y la cultura en general.

Deja una Respuesta

¡Sé el primero en comentar!

avatar

wpDiscuz