Más falsas creencias en los primeros auxilios

Más falsas creencias en los primeros auxilios 1

Convulsiones

Otro mito existente con respecto a la salud tiene que ver con las convulsiones: en un ataque de esta naturaleza, los miembros de la persona se mueven de forma violenta e incontrolada, si se los sujeta, se corre el riesgo de ocasionar lesiones en la víctima.

Además, la inmovilización no acorta el ataque ni reduce los efectos. Tampoco se deberá intentar introducir nada en la boca para que no se muerda la lengua.

Ante una crisis convulsiva, habrá que sujetar con suavidad a la persona para tratar de evitar que se lesiones y tener especial cuidado con la cabeza. También será de ayuda voltearlo de costado para evitar que, en caso de vómito, haya un ahogo.

Mordedura de serpiente

Otro mito, un tanto más extravagante quizás, es que ante una mordedura de serpiente, se puede succionar el veneno (quizás las películas sean responsable de él).

Lo más adecuado es, en realidad, no manipular mucho la zona ni hacer nada, más que concurrir de inmediato a emergencias. Sí se podrá intentar presionar levemente la herida para que brote la sangre y limpie un poco el tóxico.  Habrá además que procurar mantener el miembro (en caso de que sea una pierna o brazo) inmovilizado y tranquilo.

Tampoco deberán practicarse torniquetes para evitar que el veneno se distribuya por el organismo, pues esto puede comprometer el riego sanguíneo de la herida y empeorarla.

Contusión

Otro remedio visto en las películas es la de colocar un filete sobre un ojo morado o una contusión. En realidad, el alivio puede provenir del frío, y nada tiene que ver con la carne ni nada parecido.

Es mucho más higiénico, en todo caso, aplicar una bolsa de guisante congelados o paños bien fríos.

Picadura de medusa

Un mito también extravagante es que ante una picadura de este tipo se debe orinar. En todo caso, lo que sí podrá aplicarse es agua salada, nunca dulce. El frío local también puede ayudar a aliviar las molestias, aunque no es conveniente darlo de forma directa.

Otro remedio casero es aplicar una solución de vinagre al 50 por ciento o amoniaco, ya que ayudará a desactivar la acción de la toxina de esta picadura.

Compartir en Google Plus
Periodista general recibida en TEA Mar del Plata, en el año 2005, con promedio distinguido.Actualmente soy editora de contenidos para las redes de Bitablog y Smallsquid. También he escrito para otras, como el Sobre de los Blogs. Desde mis inicios, me ha atraído todo la relacionado con Internet y los medios digitales, así como el mundo de la salud y el bienestar, del turismo y los viajes, la comunicación y la cultura en general.

Deja una Respuesta

¡Sé el primero en comentar!

avatar

wpDiscuz