Más del 90 % de las mamás que amamantan llevan una dieta insuficiente, según estudio

De acuerdo a los resultados de una investigación española realizada por expertos de la Universidad de Granada (UGR), un 94 por ciento de las madres que amamantan a sus bebés no llevan una dieta adecuada: de manera general, consumen menos grasas, hierro y vitaminas A y E de las que deberían para cubrir sus necesidades y las de su bebé.

Por el contrario, estas madres consumían más proteínas de las aconsejadas. Según el autor principal de este trabajo, José Luis Llorente, del departamento de Pediatría de dicha casa de altos estudios, estos datos se podrían emplear para mejorar la composición de la dieta de las mujeres que estén dando el pecho y mejorar así el aporte de nutrientes a sus bebés.

Para llegar a estas conclusiones, Gómez Llorente recogió un centenar de muestras de leche procedentes de 34 madres lactantes de Granada y Almería, con el fin de compararlas con las recomendaciones diarias admisibles (RDA) y detectar los posibles desequilibrios.

Asimismo, se hizo completar a las mujeres cuestionarios para conoces sobre sus hábitos alimenticios y la ingesta dietética de los tres días anteriores a la toma de las muestras.

De este modo, se pudo determinar que el 94 por ciento de estas madres llevaban una dieta hipocalórica y con bajo consumo de grasas. Por el contrario, consumían más proteínas de las recomendadas según el RDA. Así también, se halló un déficit de vitamina A y E, en un 88 por ciento y 99 por ciento de los casos, respectivamente.

El consumo medio de hierro, por su parte, mineral esencial tanto para la madre como para el lactante, fue de 13,8 miligramos/día, lo que se tradujo también en que más del 90 por ciento de las mujeres tenían una ingesta insuficiente de este micronutriente de gran importancia.

Por otro lado, el ácido graso poliinsaturado más abundante que se halló en la leche materna fue el ácido linoleico (precursor de la serie omega 3), en casi un 18 por ciento del total de ácidos grasos de la leche humana analizada.

Estos porcentajes fueron, sin embargo, bastante superiores a los encontrados en estudios realizados en otros países europeos e incluso en España. “Esto podría explicarse por el alto consumo en nuestro medio de ácidos grasos poliinsaturados presentes en aceites vegetales y por el alto consumo de pescado con respecto a otros países europeos”, explicó Gómez Llorente.

La leche humana “es el método ideal para la alimentación de los recién nacidos sanos”, recordó Gómez Llorente, ya es el alimento por antonomasia para ayudar en el desarrollo de diferentes funciones como el cognitivo o el desarrollo de la capacidad visual.

El especialista concluyó destacando que las madres lactantes pueden mejorar la composición de la leche que ofrecen a sus hijos con sólo mejorar su dieta.

Vía Consumer

Compartir en Google Plus
Periodista general recibida en TEA Mar del Plata, en el año 2005, con promedio distinguido.Actualmente soy editora de contenidos para las redes de Bitablog y Smallsquid. También he escrito para otras, como el Sobre de los Blogs. Desde mis inicios, me ha atraído todo la relacionado con Internet y los medios digitales, así como el mundo de la salud y el bienestar, del turismo y los viajes, la comunicación y la cultura en general.

Deja una Respuesta

¡Sé el primero en comentar!

avatar

wpDiscuz