Más alimentos saludables

aceiteoliva

El otro día comenzamos a ver algunos de los alimentos considerados más saludables, aquellos que no deberían faltar en ninguna dieta saludable. Sigamos en esta ocasión con algunos más.

Aceite de oliva virgen extra o aguacate

Una pareja que, aunque no excluyente, bien puede consumirse a menudo para asegurarse antioxidantes, nutrientes y grasas saludables. De todos los aceites vegetales, el de oliva encabeza la lista por sus múltiples beneficios. Cerca del 85 por ciento de su composición es grasa insaturada, la más saludable y cardioprotectora.

Además, aporta fitoesteroles y vitamina E, antioxidantes por excelencia que ayudan también a reducir el colesterol malo y a conservar el bueno, todo lo cual favorece la salud cardiovascular.

El aguacate o palta, por su parte, es rico en grasas monoinsaturadas (como las del aceite de oliva, aunque en menor cantidad), antioxidantes y minerales.

Puedes preparar una crema de aguacate suave con limón y aceite de oliva para untar, rico y saludable.

Ajo o cebolla

Las propiedades saludables del ajo ya son conocidas desde hace muchos años, incluso desde la antigüedad, tanto los egipcios como los hebreos y romanos utilizaban este alimento con fines terapéuticos, además de cuilnarios.

El ajo posee muy buenas cualidades diuréticas, depurativas, antisépticas y antibacterianas. Las cebollas también eran muy valoradas, especialmente por los egipcios, al igual que el ajo y el puerro. Su bajo valor calórico permite incluirlas como acompañamiento de cualquier plato que forme parte de una dieta de control de peso.

Además, gracias a su elevado contenido en fibra, la cebolla aporta sensación de saciedad tras su consumo al tiempo que promueve un mejor tránsito intestinal.

Lentejas o garbanzos

Todas las legumbres deberían formar parte de una dieta rica y variada, pero las lentejas y garbanzos son las variedades más valoradas por su compuestos y propiedades.

Principalmente, son buena fuente de proteínas vegetales. No obstante hay que tener presente que no aportan metionina (aminoácido esencial), aunque en combinación con cereales como el arroz esta carencia es suplantada sin problemas. Además, como beneficios aportan pocas grasas y gran cantidad de fibra de buena calidad.

 Chocolate negro o cacao puro

Aunque con moderación, puesto que es un alimento graso, no hay que olvidarse de las bondades del chocolate, sobre todo en sus versiones más puras.Ningún dulce tiene sus propiedades: el chocolate amargo es rico en flavonoides, zinc y fibra, además de sustancias antioxidantes que contrarrestan el daño producido en el organismo por los radicales libres.

Compartir en Google Plus
Periodista general recibida en TEA Mar del Plata, en el año 2005, con promedio distinguido.Actualmente soy editora de contenidos para las redes de Bitablog y Smallsquid. También he escrito para otras, como el Sobre de los Blogs. Desde mis inicios, me ha atraído todo la relacionado con Internet y los medios digitales, así como el mundo de la salud y el bienestar, del turismo y los viajes, la comunicación y la cultura en general.

Deja una Respuesta

¡Sé el primero en comentar!

avatar

wpDiscuz