Manzanas, manzanas

manzanas

Podríamos decir que las manzanas son una de las frutas básicas de cualquier dieta: nutritivas, de fácil comer y transportar, ideales para comer entre comidas o llevar con uno cuando se sale por tiempos largos y no pasar tanto hambre.

Además las manzanas son refrescantes: una buena opción para los días en que los termómetros suben y suben, satisfacen y su jugo es un refrigerio para la boca. Más allá de estas cualidades agradables a los sentidos, esta fruta también aporta nutrientes y es beneficiosa para la salud:

*La mayoría de las variedades de manzanas son buena fuente de vitamina C, antioxidante natural de importancia y que ayuda también a mantener el sistema inmune en óptimo estado.

*También presentan cantidades menores de vitamina E y del complejo B.

*Con respecto a los minerales: el que mayor cantidad aportan es el potasio, aunque también contienen cinc, manganeso, azufre, flúor, yodo y selenio.

*Asimismo, las manzanas son buena fuente de fibras: se calcula que cada fruta aporta alrededor de unos 3 gramos de fibra.

*Poseen una alta proporción de fructosa, pero no aportan demasiadas calorías: una pieza mediana tiene aproximadamente entre 50 y 70 calorías. La fructosa es un tipo de azúcar que se metaboliza más lentamente que la sacarosa y, por lo tanto, es útil para controlar los niveles de glucosa en sangre.

*Para curar cuadros de diarrea o gastroenteritis, se suele recomendar ingerir manzanas cocidas a fuego lento.

*En el caso contrario, para el estreñimiento, la medicina herbolaria suele recetar las manzanas maduras y crudas.

Algunos consejos para elegir manzanas sabrosas y de calidad:

-Busca siempre las piezas que al tocarlas estén macizas, sin golpes ni manchas más oscuras.

-Ten presente que es posible que las manzanas de mayor tamaño estén más maduras que las más pequeñas.

-Si tienen aroma suave, mucho mejor.

-Una vez adquiridas, para conservarlas en buen estado lo mejor es almacenarlas en temperatura ambiente, en un lugar seco y fresco, no expuestas a fuentes de luz potentes. Aunque también se pueden guardar en el refrigerador, en el compartimiento para verduras y frutas.

Si optas por esto último, ten presente que, sin embargo, es aconsejable retirarlas un rato antes de la heladera, ya que si están muy frías se puede perder parte de su sabor y aroma.

Compartir en Google Plus
Periodista general recibida en TEA Mar del Plata, en el año 2005, con promedio distinguido.Actualmente soy editora de contenidos para las redes de Bitablog y Smallsquid. También he escrito para otras, como el Sobre de los Blogs. Desde mis inicios, me ha atraído todo la relacionado con Internet y los medios digitales, así como el mundo de la salud y el bienestar, del turismo y los viajes, la comunicación y la cultura en general.

Deja una Respuesta

¡Sé el primero en comentar!

avatar

wpDiscuz