Manzana para una buena salud

Hay un tradicional dicho

que dice “una manzana al día, mantiene alejado el médico“, que está fundamentado en las propiedades de esta fruta que si bien no es las más rica en nutrientes, sí es muy saludable -gracias a sus compuestos fitoquímicos-, se presenta como un tentempié ideal y es de las más consumidas en el mundo.

Una investigación académica sobre las cualidades biológicas de los fitoquímicos en plantas y alimentos, liderada por Ilya Raskin, de la Universidad Rutgers de Nueva Jersey, ha explicado que el valor añadido de este tipo de alimentos es que las mezclas de fitoquímicos que contienen actúan de forma sinérgica, por lo que su actividad biológica se potencia, es decir, sus cualidades como antioxidantes, antimicrobiana, etc.

Pues bien, dentro de estas acciones beneficiosas se puede mencionar su poder laxante y astrigente, que aunque suene contradictorio, es así: en principio, si la manzana es consumida cruda y con piel, aporta cantidad significativa de fibra soluble e insoluble, lo que regula la función instestinal, mejora el tránsito y evita el estreñimiento, mientras que si se la come cocida, pelada y en compota, aporta pectina, un tipo de fibra que ayuda a retener el agua y mejora casos de diarrea. Para esta última acción también se la puede ingerir asada y sin piel.

Con respecto a su relación con la diabetes y colesterol, se sabe que la acción sinérgica de varios de sus componentes, tales como las fibras y los polifenoles antioxidantes, es de gran ayuda para este tipo de pacientes, de aquí que se recomiende la ingesta de manzanas en su dieta.

Aún más, en el ámbito clínico se han realizado ensayos con polifenoles extraídos de las manzanas en forma de cápsulas o compromidos, en los que se ha demostrado la capacidad de regular el metabolismo de las grasas y un retraso en la absorción de glucosa en el tracto digestivo.

Otro de los beneficios de las manzanas tiene relación con el cáncer, ya que ayudaría en la protección del organismo: una revisión de estudios epidemiológicos y clínicos realizada por el Centro alemán de Investigación en Cáncer (DKFZ) ha concluido que los extractos de compuestos antioxidantes de las manzanas influyen en la prevención del cáncer a través de distintos mecanismos: actividad antimutagénica, modulación del metabolismo carcinógeno, acción antioxidante y antiinflamatoria, y actividad antiproliferativa.

En base a esta evidencia, a modo de sugerencia, se puede incluir una manzana al día, como parte de las cinco raciones mínimas recomendadas por día de frutas y hortalizas.

Vía Consumer

Compartir en Google Plus
Periodista general recibida en TEA Mar del Plata, en el año 2005, con promedio distinguido.Actualmente soy editora de contenidos para las redes de Bitablog y Smallsquid. También he escrito para otras, como el Sobre de los Blogs. Desde mis inicios, me ha atraído todo la relacionado con Internet y los medios digitales, así como el mundo de la salud y el bienestar, del turismo y los viajes, la comunicación y la cultura en general.

Deja una Respuesta

¡Sé el primero en comentar!

avatar

wpDiscuz