Manchas en la cara, remedios caseros para eliminarlas

Hombre con manchas en la cara

El paso de los años, no protegerse del sol, efectos secundarios de una medicación o incluso el embarazo. Todas ellas pueden ser razones para que empiecen a aparecer manchas en la cara que pueden llegar a ser un grave complejo para quienes las sufren. Hay formas para camuflarlas, como el uso de bases de maquillaje o BB creams. Pero siempre ocurren situaciones en que hay que quitarse cualquier rastro de maquillaje del rostro y enseñar la piel al natural, con todas y cada una de sus imperfecciones.

Cada vez es más común encontrar líneas cosméticas con cremas que combaten activamente estas manchas. Algunas son más efectivas que otras, todo depende de la persona, de la intensidad de color de sus manchas y de su tipo de piel. Pero a diferencia de lo que algunas personas creen, hay métodos naturales mucho más sanos y baratos que cualquier crema. Algunos de los remedios caseros que os comentaremos son catalogados como bulos o mitos, pero os vamos a demostrar que no es así.

Jugo de limón para eliminar manchas en la cara

Por Internet corre el rumor de que no es recomendable el uso de limón para blanquear la piel y se dice que si se esparce este cítrico por el rostro lo único que lograremos es empeorar las manchas o incluso crear otras. Esto es una verdad a medias. Las personas que han probado este método y le han salido más manchas en el rostro son porque se han aplicado el jugo de medio limón en todo el rostro y luego han salido al sol, provocando que estos reaccionen, provocando esas antiestéticas manchas. Cuando utilizamos el limón con este fin es importante hacerlo antes de irnos a dormir, con la seguridad de que no vais a exponer la piel a luces fuertes o incluso a los primeros rayos del sol. No hay que olvidar que el limón puede ser muy invasivo para la piel si se expone a los rayos solares.

El limón es una fruta rica en vitamina C, que nos ayuda a que la piel se regenere y cicatrice a la vez que evita el envejecimiento prematuro. Si tenéis pensado utilizar este remedio más que útil para empezar a blanquear esas molestas manchas faciales debéis tener siempre presente que hay que empapar un algodón en el zumo y esparcirlo por todo el rostro antes de dormir. Una vez sea de mañana debemos limpiar y aclarar la piel con abundante agua fría para luego continuar con la rutina de belleza que tenga cada persona.

Rosa mosqueta

El extracto o aceite de rosa mosqueta es un gran aliado para conseguir reducir las líneas de expresión, suavizar un poco las arrugas e incluso eliminar las cicatrices que pueden quedar en el rostro por culpa de una herida o del acné. A diferencia del limón, la rosa mosqueta no es peligrosa y puede darle a la piel elasticidad y brillantez, otorgándole un aspecto sano y saludable.

Rosa mosqueta para las manchas

En el mercado existen varios formatos en los que podemos encontrar la rosa mosqueta. Uno de ellos es en la cosmética con cremas hechas a base de las semillas de moqueta que tienen una textura acuosa, dando así una sensación de frescor en la piel a la vez que le proporciona elasticidad e hidrata en profundidad. Por otra parte lo podemos encontrar en aceite, el cual puede considerarse más “puro” que la crema porque estaremos aplicando el aceite resultante de tratar las semillas. El aceite suele utilizarse cuando hay estrías en el abdomen, aunque hay gente que lo aplica directamente en el rostro como una rutina más de belleza. Para ello esparcimos el aceite por todo el rostro y luego ponemos encima crema con factor de protección para el día o crema de noche antes de irnos a dormir.

Leche, el remedio favorito de Cleopatra

Mitos o verdad, los libros de historia dicen que la última reina de Egipto, Cleopatra VII, disfrutaba de largos baños de leche de burra. Este era su secreto de belleza para lograr una piel radiante y tersa, ya que la leche tiene propiedades humectantes, llevando a que la piel seca se hidrate en profundidad. Pero sus beneficios no se quedan solo en esto. Gracias a su contenido de colágeno ayuda a que las líneas de expresión se suavicen y en este caso pueda utilizarse para ir blanqueando las manchas con la ayuda del limón.

Aplicar solamente leche sirve para hidratar la piel, pero si a esto le sumamos el jugo de un poco de limón estaremos logrando que las manchas en la cara se blanqueen mientras evitamos que el cítrico del limón sea tan abrasivo con nuestra piel, ya que la leche contrarresta la acidez. Este remedio es mejor utilizarlo de noche y consiste en simplemente mezclar ambos líquidos, aplicarlos con un algodón por todo el rostro hasta que se seque y a los 10 minutos retirarlo con abundante agua fría.

Compartir en Google Plus

Acerca de Flor Milano

Deja una Respuesta

¡Sé el primero en comentar!

avatar

wpDiscuz