Manchas blancas en la piel en niños y adolescentes

Manchas blancas en la piel en niños y adolescentes 1

Si bien las pequeñas manchas blancas en la piel pueden verse en cualquier momento, en verano, con la piel bronceada, suelen hacerse más notables. Suelen aparecer en niños y adolescentes, en el rostro, las piernas o en los brazos. Si bien pueden llamar la atención, a decir verdad, no revisten gravedad. ¿De qué se tratan?

Se trata de la denominada pitiriasis alba, y no se debe ni a hongos ni a falta de vitaminas (como muchas veces se cree). Se manifiestan como manchas blancas o rosadas, de 0,5 a 2 centímetros, por lo general, y que al tacto se sienten algo secas. Se cree se producen como resultado de factores medioambientales como el sol y el excesivo viento.

Es la pitiriasis alba o simple, también denominada por los especialistas dartos acromiante o volante, impétigo seco o furfuráceo, aunque más allá de tantos nombres, según los especialistas, no reviste gravedad.

Se trata, en realidad, de un trastorno común de la piel y que consiste en una enfermedad crónica pero benigna de la que aún no se han descubierto los factores ambientales o genéticos específicos que predisponen a esta condición, ni tampoco su causa certera. No obstante, suelen afectar a personas con la piel sensible o seca y, por ello, la mayoría de los especialistas la vinculan a la dermatitis atópica.

Pero la pitiriasis alba aparece, casi de manera exclusiva, en los niños y jóvenes de entre 3 y 16 años, de ambos sexos. Es considerada además una de las alteraciones dermatológicas más frecuentes en los países subdesarrollados.

Sus causas, aún un enigma

Todavía no están claras las causas de esta alteración de la piel. Sin embargo, muchos especialistas indican ciertos posibles factores como la deshidratación, la exposición inadecuada al sol y al cloro de las piscinas.

A lo largo de los años, desde que fue descrita en 1860, se la ha relacionado con infecciones por distintos microorganismos (de ahí la variedad de sustantivos que ha tenido) y se la ha tratado con diferentes antibióticos, sin resultados efectivos.

Hoy en día, y tras varias teorías, todas descartadas, se considera que contribuye a su manifestación la radiación solar, la temperatura, el ambiente, la humedad, el viento y algunas bacterias, pero que todavía no se ha demostrado de manera clara. Puede estar vinculada con la dermatitis atópica, pero también se requieren más investigaciones para apoyar tal afirmación.

Compartir en Google Plus
Periodista general recibida en TEA Mar del Plata, en el año 2005, con promedio distinguido.Actualmente soy editora de contenidos para las redes de Bitablog y Smallsquid. También he escrito para otras, como el Sobre de los Blogs. Desde mis inicios, me ha atraído todo la relacionado con Internet y los medios digitales, así como el mundo de la salud y el bienestar, del turismo y los viajes, la comunicación y la cultura en general.

Deja una Respuesta

¡Sé el primero en comentar!

avatar

wpDiscuz