Malos hábitos que realizamos al levantarnos por la mañana

Malos hábitos que realizamos al levantarnos por la mañana 1

Al comenzar el día y levantarnos temprano no estamos muy lúcidos hasta que vamos al baño y nos lavamos la cara. Es entonces cuando comenzamos con nuestra rutina diaria y nos ponemos en marcha. Pero no debemos olvidarnos que nuestro cuerpo requiere de energías para arrancar y se las tenemos que brindar de la mejor manera posible.

La mayor parte de las personas tienen malos hábitos al levantarse y eso repercute mucho en el transitar de su día con cansancio, fatiga, dolores musculares y, algunas veces, hambre exagerada al llegar el mediodía. El desayuno es muy importante, debemos alimentarnos bien para evitar situaciones muy poco agradables y poco saludables también.

En este artículo te vamos a mostrar los tres malos hábitos que realizan algunas personas, y quizás tú también, que pueden repercutir de mala manera en tu día. Toma nota y comienza a cambiarlos para mejorar, tu cuerpo te lo agradecerá.

1- Beber café muy temprano

La mañana es realmente un mal momento para el café. En esta etapa del día, los niveles de energía aumentan en nuestro cuerpo de manera natural y cuando despertamos. Entonces, el consumo de café produce un aumento extra de energías que puede dejarte nervioso.

Sin embargo, esto no significa que no puedes disfrutar de los múltiples beneficios del café. Sin embargo, se recomienda dejarlo para una hora después de despertar porque es  en ese entonces cuando los niveles de energía comienzan a decaer.

2- Comer muy poco en la mañana

Un poco de frutas con yogur griego puede ser visto como el desayuno sano perfecto. Sin embargo, no es suficiente comida porque carece de algunos nutrientes que son esenciales para garantizar que te sientas satisfecho hasta la próxima comida. Es decir, al mediodía te comerás todo. Un abundante desayuno debe consistir en alrededor de 15 gramos de proteína, 2.5 gramos de fibra, carbohidratos y un poco de grasa saludable.

3- Revisar el correo electrónico o celular

Otra mala costumbre que debemos dejar de lado lo antes posible. Si revisas la computadora o celular a primera hora, estás sometiendo a tu vista a un gran estrés, que puede durarte toda el día.

Entonces, en lugar de preocuparte por el trabajo o cualquier actividad que debas realizar, lo primero que debes hacer es ocuparte en una actividad que calme tus sentidos. Puedes hacer un poco de ejercicio, tomar una taza de té o hablar con un compañero de cuarto. De esta forma, aumentas la productividad y la creatividad fluye, incluso darás mejores frutos en el trabajo.

Vía: equilíbratesv.com

Compartir en Google Plus

Acerca de Daniela Deicas

Comunicadora social, periodista, trabajadora en varios rubros, redactora por naturaleza... Siempre buscando más, de eso se trata.

Deja una Respuesta

¡Sé el primero en comentar!

avatar

wpDiscuz