Mal hábito: morderse las uñas

Woman biting nails

El morderse las uñas, más si se torna un hábito crónico, puede tener sus consecuencias con el tiempo. Según advierten los expertos, la cutícula sirve como protección frente a traumatismos y posibles infecciones. El morderse las uñas de forma recurrente y agresiva puede ocasionar lesión en la matriz de la uña, que está debajo de la cutícula y del tejido.

En caso e que esta matriz se dañe, se pierde la capacidad de regeneración de la uña y se está ya ante un cuadro irreparable. La uña puede entonces crecer de manera distrófica, irregular, gruesa o con estrías.

Para prevenir este problema, lo mejor será cuidar de las uñas, cortarlas como corresponde y evitar el morderlas. Del griego “onyx” y “phagein”, la onicofagia es el hábito de “comerse las uñas” de forma continua. Se trata de una costumbre que pueden sufrir las personas a cualquier edad y que, aunque no lo parezca, es muy difícil de dejar.

La doctora Montserrat Salleras, especialista en dermatología de la Clínica Dermatológica Salleras (Barcelona), ha profundizado sobre la importancia que tiene la cutícula en el mantenimiento de unas uñas sanas y los problemas que puede traer el mordérselas, te compartimos a continuación las preguntas y respuestas más relevantes.

¿Qué función tiene la cutícula?

La cutícula tiene una función protectora, pues es la que se encarga de resguardar la uña y al tejido que la rodea de traumatismos y de posibles infecciones. Si no hay cutícula, hay mucha más propensión a infecciones bacterianas, de hongos o víricas.

Dicho de otro modo, la persona que carece de ella, ya sea por enfermedad, porque se la elimina de forma inconsciente cuando se muerde las uñas o si se la eliminan en las manicuras por motivos estéticos, tiene más posibilidad de padecer una infección en la zona.

¿Qué riesgos tiene la onicofagia?

Es un mal hábito que termina dañando la cutícula y puede ir más allá, ya que el tejido periungueal (que bordea las uñas) también se ve afectado. En ocasiones incluso, si la persona se muerde las uñas de forma muy agresiva, se puede producir la lesión de la matriz de la uña. Como se señaló, si esto ocurre, se daña la capacidad de reparación y la uña va a crecer de manera distrófica, es decir, de forma irregular, más gruesa, con estrías o rasguños.

¿Por qué nos mordemos las uñas?

Es un hábito que puede encerrar una cantidad de factores, emocionales en todo caso, como preocupación, tristeza, ira, o incluso el aburrimiento o excitación.

Muchas personas se muerden las uñas cuando están ansiosos, y otras, cuando están miedosos. Es muy amplio el abanico de posibles factores, pero todos tienen que ver con estados emocionales.

Como explicó Vanessa Fernández, doctora en psicología del Instituto de Psiquiatría Martínez Campos de Madrid, algunas personas han aprendido a asociar este gesto con algo que les tranquiliza y le libera de las tensiones.

A su vez, se trata de un gesto que responde a la interacción entre emoción y comportamiento. Esto consiste en ejercer un hábito a partir del cual, cuando se está experimentando determinada emoción o  se está ante una situación concreta, por ejemplo, viendo la tele, me muerdo las uñas.

Algunas pautas para dejar el hábito

En primer lugar, habrá que detectar cuáles son los momentos en los que más se muerde las uñas. Para ello, el que lo sufre tendrá que elaborar un autoregistro en el que anote cuál es la situación en la que se está mordiendo las uñas. A continuación, la persona deberá llevar a cabo una serie de conductas que le ayudan a realizar algo diferente en este tipo de situaciones.

Por ejemplo, si se las come cuando está ansioso, lo más indicado será que ponga en práctica alguna técnica de relajación. En cambio, si se trata de un caso en el que se las muerde cuando le está dando vueltas a la cabeza, podrá aprender a controlar el pensamiento y algunas técnicas de manejo conductual incompatible, es decir, a realizar una actividad que sea incompatible con el hábito.

 

Compartir en Google Plus
Periodista general recibida en TEA Mar del Plata, en el año 2005, con promedio distinguido.Actualmente soy editora de contenidos para las redes de Bitablog y Smallsquid. También he escrito para otras, como el Sobre de los Blogs. Desde mis inicios, me ha atraído todo la relacionado con Internet y los medios digitales, así como el mundo de la salud y el bienestar, del turismo y los viajes, la comunicación y la cultura en general.

Deja una Respuesta

¡Sé el primero en comentar!

avatar

wpDiscuz