Madre primeriza, sin miedos

panza

Si estás por ser madre primeriza, es muy probable que te surjan miedos, dudas, incertidubres… pero lo mejor para afrontar el embarazo y el alumbramiento es procurar trabajar esos temores y reducirlos, o eliminarlos, para poder vivir mejor y más plenamente ese gran momento, como es la llegada del primer hijo.

Sea que el embarazo esté planificado (hay quienes recomiendan que sea así, ya que la mujer puede prepararse mejor, tanto física como mentalmente), o que no, que haya sido sin buscarlo, la mujer deberá hacer la consulta con el ginecólogo, y con el obstetra, para realizar el chequeo físico adecuado y para encontrar la guía que necesita durante las primeras semanas y el resto de la gestación.

Compartamos a continuación las respuestas a varias de las dudas que surgen en las mujeres que desean o están por ser madre.

¿Si ya se pasaron los 35 años? Si bien una mujer puede ser madre perfectamente, convendrá hacerse una serie de exámenes antes de quedar embarazada para detectar la presencia de fibromas o de cualquier anomalía. Además, a partir de esa edad se suele pedir otro tipo de estudios complementarios como la evaluación del líquido amniótico para la detección de trisomía (responsable del síndrome de Down).

¿La fertilidad? También es cierto que la fecundidad suele decaer con el paso del tiempo, sobre todo, en el caso de la mujer. Como hemos mencionado en alguna otra oportunidad en Vitadelia, si transcurren dos años de mantener relaciones sexuales sin protección, y no se ha logrado concebir, entonces habrá que hacer una consulta.

Problemas de salud previos

Si se sufre de hipertensión arterial, lo importante será mantenerlo bajo control, siempre bajo supervisión médica. Otro punto a tener en cuenta es la hipertensión gravídica, que puede traer complicaciones, tanto para la madre como para el feto. En todo caso, el seguimiento médico es esencial.

En general, cualquier enfermedad crónica que se padezca deberá ser de conocimiento del profesional, quien indicará cuál es el mejor tratamiento en caso de embarazo.

Recordar que para una mujer embarazada, ni el alcohol ni el tabaco son bienvenidos. Si se es fumadora o se bebe alcohol ocasionalmente, lo mejor para el bienestar del bebé será suspender su consumo. El alcohol durante la gestación no es tema menor, puede causar anomalías en el feto y el cigarrillo es perjudicial tanto para el bebé como para la madre.

Finalmente, recuerda que tendrás que consultar con el médico el tema vacunas, algunas de las cuales se recomienda aplicar antes del embarazo y otras durante la gestación.

Dentro de las vacunas recomendadas se incluyen la de la fiebre amarilla, antitetánica y contra el sarampión. En todo caso, tu médico te indicará cuáles convendrá aplicarte en tu caso en particular.

Compartir en Google Plus
Periodista general recibida en TEA Mar del Plata, en el año 2005, con promedio distinguido.Actualmente soy editora de contenidos para las redes de Bitablog y Smallsquid. También he escrito para otras, como el Sobre de los Blogs. Desde mis inicios, me ha atraído todo la relacionado con Internet y los medios digitales, así como el mundo de la salud y el bienestar, del turismo y los viajes, la comunicación y la cultura en general.

Deja una Respuesta

¡Sé el primero en comentar!

avatar

wpDiscuz