Los refrescos en exceso también podrían propiciar la hipertensión

El consumo excesivo de refrescos también podría incrementar el riesgo de sufrir hipertensión, según un reciente estudio estadounidense publicado en la revista especializada Circulation

(la publicación de la Asociación Americana del Corazón).

Es decir, que a los potenciales daños sobre la salud en relación con una mayor probabilidad de obesidad, de desarrollar diabetes y enfermedades coronarias, este grupo de investigadores de la Universidad Estatal de Louisiana concluyó que el consumo de bebidas azucaradas también contribuirían a padecer de presión arterial por encima de los niveles normales.

“Consumir menos bebidas azucaradas o con jarabe de maíz con mucha fructosa pueden reducir la tensión sanguínea”, escribió el equipo en el artículo publicado.

Los especialistas observaron que la reducción de una lata por día implicaba una bajada de 1,8 milímetros de mercurio en la tensión arterial sistólica (máxima) y de 1,1 en la diastólica (mínima).

“Se estima que la disminución de tres milímetros de mercurio (mm Hg) en la tensión sistólica podría reducir la mortalidad por infarto cerebral en un 8 por ciento y la mortalidad por enfermedad coronaria en un 5 por ciento”, puntualizó Liwei Chen, autor principal del trabajo.

De aquí que se aconseje disminuir la ingesta de refrescos y bebidas azucaradas, tales como “refrescos, limonadas, bebidas de frutas”.

Para llegar a estas conclusiones, los profesionales analizaron los datos de un total de 810 adultos de entre 25 y 79 años por un término de 18 meses, entre los que había pacientes con prehipertensión (entre 120 y 80 mm Hg y entre 139 y 89 mm Hg) y otros con una primera etapa de hipertensión (entre 120 y 80 mm Hg y 159 y 99 mm Hg).

En el contexto americano, este hallazgo es relevante ya que el consumo medio diario de este tipo de bebidas es elevado, de unas 2,3 latas, según detallaron los autores.

En el caso español, el panorama es distinto, ya que el promedio no alcanza una lata por día, por ello la reducción “no es clínicamente significativa y por lo tanto no sería necesario quitarle al paciente hipertenso la única lata que bebe al día”, explicó Lluis Serra, presidente de la Academia Española de Nutrición y Ciencias de la Alimentación.

En este sentido, el especialista recordó que lo que sí ayuda a las personas con tensión arterial alta es seguir una dieta DASH, esto es, un régimen de alimentación “bajo en sal, que incluya lácteos desnatados, rica en frutas y verduras, baja en carnes rojas y sin alcohol”.

Finalmente, recordemos que en los Estados Unidos, la hipertensión y sus enfermedades relacionadas siguen siendo uno de los más importantes problemas de salud. En España, por su parte, se calcula que un 30 por ciento de la población sufre de este trastorno.

Vía El Mundo

Compartir en Google Plus
Periodista general recibida en TEA Mar del Plata, en el año 2005, con promedio distinguido.Actualmente soy editora de contenidos para las redes de Bitablog y Smallsquid. También he escrito para otras, como el Sobre de los Blogs. Desde mis inicios, me ha atraído todo la relacionado con Internet y los medios digitales, así como el mundo de la salud y el bienestar, del turismo y los viajes, la comunicación y la cultura en general.

Deja una Respuesta

¡Sé el primero en comentar!

avatar

wpDiscuz