Los jóvenes también tienen trastornos alimenticios

Los jóvenes también tienen trastornos alimenticios 1

Si bien se suele atribuir los trastornos alimenticios más que nada a las mujeres, en los últimos años los hombres también están siendo víctima de estos problemas relacionadas con la alimentación y la imagen corporal. Así se ha hallado en un estudio realizado por investigadores del Hospital Infantil de Boston (Estados Unidos).

El estudio se realizó sobre una base de 5.527 hombres jóvenes: se halló que casi el 18 por ciento de ellos estaba preocupado por su peso y su condición física. Además, y otro dato que alertó es que en la mayoría de los casos, eran más propensos a iniciar conductas de riesgo, al consumo de drogas o al abuso de bebidas alcohólicas.

Pero lo cierto es que las preocupaciones en relación con la imagen y el peso son distintas en las mujeres y hombres: si las primeras están más centradas en lograr delgadez, los segundos en formar su músculos y tener una apariencia más fornida.

Hombres y mujeres tienen diferentes preocupaciones acerca de su peso y apariencia“, indicó la autora principal del estudio norteamericano, Alison Field.

Esta experta y sus colegas analizaron las respuestas de adolescentes cada 12 y 36 meses a los cuestionarios del Growing Up Today Study, entre los años 1999 y 2010.

De este modo, encontraron que la apariencia física suele ser uno de los motivos de preocupación de los más jóvenes, y que mientras los niños están interesados en formar su musculatura, las niñas en llegar o mantener la delgadez. Casi un 10 por ciento de los varones aseguraron querer tener un cuerpo musculoso, mientras que un 2,5 por ciento se mostró más preocupado por el estar flaco, y un 6,3 por ciento por ambos aspectos.

Pero lo más peligroso para la salud de los jóvenes, es que los del primer grupo suelen recurrir a algunos suplementos potencialmente dañinos, como son las hormonas de crecimiento y/o esteroides para mejorar su cuerpo. Además, éstos resultaron ser hasta dos veces más propensos a abusar del alcohol, y registraron más posibilidades del uso de drogas.

Otro dato que se encontró es que los niños preocupados por su delgadez son además más propensos a desarrollar síntomas depresivos.

A un total del 2,9 por ciento de los encuestados se le detectó comportamientos completos o parciales de trastorno por atracones, y casi un tercio informó de atracones de comida poco frecuentes, purgas de comida o comidas en exceso, todos desórdenes alimenticios que pueden derivar en conductas graves y en un deterioro de la salud.

La anorexia nerviosa y la bulimia nerviosa, cada vez más presentes, y sobre todo entre los más jóvenes, son dos trastornos que se caracterizan por una influencia excesiva del peso y la condición física en la autoevaluación constante. Los pacientes se obsesionan con estar delgados o perder peso.

La mayoría de las evaluaciones sobre los trastornos de comida hablan de este deseo por estar delgado, pero también hay cada vez más casos de chicos preocupados por su peso y por su forma, principalmente por lograr un cuerpo más musculoso. Éste puede ser el equivalente masculino de las mujeres que están obsesionadas con su peso y que llegan a extremos como a inducirse el vómito o al uso de laxantes para controlar su peso.

Compartir en Google Plus
Periodista general recibida en TEA Mar del Plata, en el año 2005, con promedio distinguido.Actualmente soy editora de contenidos para las redes de Bitablog y Smallsquid. También he escrito para otras, como el Sobre de los Blogs. Desde mis inicios, me ha atraído todo la relacionado con Internet y los medios digitales, así como el mundo de la salud y el bienestar, del turismo y los viajes, la comunicación y la cultura en general.

Deja una Respuesta

¡Sé el primero en comentar!

avatar

wpDiscuz