Los beneficios de los alimentos crudos

Siempre se recomienda incorporar alimentos crudos en nuestra dieta diaria, por sus muchos beneficios, que van desde ser más nutritivos y ricos en vitaminas, minerales y oligoelementos, fibra y enzimas, hasta el de propiciar mayor masticación, entre otros.

Pero así también, al ser más masticados se propicia una mejor digestión, y como resultado, menor hinchazón y menor flatulencia. Los vegetales crudos contienen enzimas que contribuyen con la digestión y, por ende, previenen la dispepsia y la flatulencia.

De manera general, se puede logra entonces una mejor digestión y mayor equilibrio intestinal.

Así también, los alimentos crudos aportan energía vital de primera mano: el calor que se somete a los alimentos para cocerlos hace que se reduzca o pierda su contenido de nutrientes, así como su energía. Una de las pocas excepciones sea quizá el tomate, que cuando es cocinado va liberando mayor nivel de licopeno, en el resto de los casos, la mayoría de los alimentos crudos son más nutritivos que sus versiones cocidas.

Del mismo modo, y gracias al mayor nivel de antioxidantes, los alimentos crudos ayudan a retrasar el envejecimiento: los alimentos con más nivel de estos compuestos benéficos que ayudan a oxigenar el organismo y combaten la acción de los radicales libres, son los vegetales crudos.

Estudios realizados por el USDA en el Centro de Investigación sobre nutrición humana de la Universidad de Tufts, en Boston, han sugerido que consumir las frutas y verduras en su estado crudo ayuda a ralentizar el proceso de envejecimiento en el organismo y en el cerebro, lo que se relaciona con el cáncer, las enfermedades cardiovasculares y las degenerativas, tales como como el Parkinson y el Mal de Alzheimer.

Otro de los beneficios destacados es que previene el estreñimiento: al consumir más cantidad de fibra se estimula el funcionamiento y movimiento intestinal, se capta más agua y se favorece la evacuación. Asimismo, la fibra ayuda a controlar la glucemia y el peso corporal, por lo que se recomienda especialmente la ingesta de alimentos crudos entre las personas obesas y con diabetes.

Entonces recuerda incorporar siempre alimentos crudos, con especial énfasis en las verduras y frutas, aunque también cereales, frutos secos y frutas secas.

Compartir en Google Plus
Periodista general recibida en TEA Mar del Plata, en el año 2005, con promedio distinguido.Actualmente soy editora de contenidos para las redes de Bitablog y Smallsquid. También he escrito para otras, como el Sobre de los Blogs. Desde mis inicios, me ha atraído todo la relacionado con Internet y los medios digitales, así como el mundo de la salud y el bienestar, del turismo y los viajes, la comunicación y la cultura en general.

Deja una Respuesta

¡Sé el primero en comentar!

avatar

wpDiscuz