Legumbres, una opción siempre nutritiva

Dentro de un plan alimentario saludable, también deberían incluirse las legumbres, o leguminosas, y en todas sus variedades. Se trata de un alimento que quizá atraiga más durante épocas de frío, porque puede sumarse muy bien a guisos o sopas, pero que no debe dejar de estar tampoco en nuestro plato durante las estaciones más cálidas, por caso, ahora que estamos casi en primavera.

Las legumbres bien pueden formar parte de ensaladas o platillos fríos, con arroz o con vegetales frescos, con palta o con pasta, las opciones sólo dependerán de tu inventiva e imaginación.

Estos alimentos aportan proteínas que, en combinación con cereales, pueden ser tan completas como las de la carne: es más, se trata de una proteína que no sólo es de alta calidad, sino que también tiene la ventaja de ser baja en grasas saturadas y alta en grasas saludables para el organismo y la buena salud.

Con respecto al valor calórico, si bien dependerá del tipo de legumbre, ronda las 300 calorías cada 100 gramos, y ello sumado a alto aporte de vitaminas, minerales y fibra soluble, tan necesaria para ser regular a la hora de ir al baño.

Pues bien, repasemos algunos de los beneficios y/o propiedades de las legumbres, para no desestimar:

*Previenen ciertos tipos de cáncer, en especial, el de colon, por favorecer la limpieza del organismo.

*Son de ayuda también para prevenir cardiopatías

, no aportan además colesterol ni grasas dañinas.

*Ayudan a mantenerse dentro del peso normal.

*Favorecen un valor adecuado de glucemia.

*Favorecen el tránsito intestinal.

*Mejoran la presión arterial.

*Son una buena opción nutritiva.

Los expertos recomiendan entre dos y cuatro raciones de legumbres a la semana, en la mayor medida en los niños, jóvenes, ancianos y enfermos. Resulta que durante la infancia -y adolescencia- las necesidades energéticas son mayores que en otras etapas de la vida, sobre todo, debido a que es un período de crecimiento y desarrollo, y, por lo general, de mayor actividad.

Ya en cuanto a los ancianos, si bien sucede que su vida es mucho más sedentaria, ocurre que a esta edad se requiere un porcentaje de proteínas quizá mayor -y saludables- para conservar la fuerza y el vigor, y es aquí donde las legumbres son siempre buena alternativa.

En cuanto a los cuadros de enfermedad, este alimento también es recomendado ya que aporta energías para sobrellevar mejor la patología, y en caso de que el trastorno sea grave, entonces se podrá aumentar al ingesta de legumbres entre un 20 y un 50 por ciento.

Así que ya sabes, no tienes excusa para no sumar legumbres a tu dieta: garbanzos, lentejas, lentejones, frijoles de todos los colores, habas, etc., etc.

Compartir en Google Plus
Periodista general recibida en TEA Mar del Plata, en el año 2005, con promedio distinguido.Actualmente soy editora de contenidos para las redes de Bitablog y Smallsquid. También he escrito para otras, como el Sobre de los Blogs. Desde mis inicios, me ha atraído todo la relacionado con Internet y los medios digitales, así como el mundo de la salud y el bienestar, del turismo y los viajes, la comunicación y la cultura en general.

Deja una Respuesta

¡Sé el primero en comentar!

avatar

wpDiscuz