Leche sin lactosa, conocimientos fundamentales que debes conocer

Leche sin lactosa

Últimamente la sociedad se está preocupando cada vez más por la buena alimentación y los hábitos saludables. Escoger los mejores productos no es una tarea fácil y por ello cada vez más son los expertos que nos muestran sus consejos en este sentido. También es cierto que muchas personas tienen que llevar a cabo dietas más restrictivas porque padecen alguna enfermedad, principalmente de estómago, y pueden resultarle pesados algunos alimentos, lo que lleva a elegir opciones como la leche sin lactosa.

Pero muchos alimentos que en teoría están destinados a estas personas con problemas estomacales se han ido asentando en la sociedad y hoy en día una gran cantidad se toman simplemente por la creencia de que son más saludables o engordan menos. Hay que olvidarse de estas teorías. Una de las más famosas es la de la leche sin lactosa. Su consumo ha aumentado bastante en los últimos años pero ¿realmente sabemos lo que comemos? Y lo que es peor ¿sabemos por qué lo hacemos? No es que la leche sin lactosa sea perjudicial, todo lo contrario, pero para sumarse a estas modas es recomendable que nos informemos de las propiedades que presentan los diferentes alimentos que nos planteamos consumir. Hoy vamos a conocer todo lo que debemos saber sobre la leche sin lactosa.

Leche sin lactosa, ¿pero qué es la lactosa?

Vamos a comenzar hablando un poco de qué es la lactosa porque la gran mayoría de personas que toman este tipo de leche no lo saben. La lactosa forma parte de la leche, pero no solo de la de vaca, por ejemplo también se encuentra en la de cabra. De forma natural esta sustancia debería ser digerida por nuestro organismo, sin embargo muchas personas no desarrollan bien este proceso y por este motivo presentan problemas de estómago. Vómitos, pesadez, gases, diarreas… son algunos de los síntomas que podemos padecer si somos intolerantes a la lactosa. Ante esto muchas empresas han decidido crear la leche sin lactosa que se diferencia de las demás en que ese proceso que debería hacer nuestro organismo se realiza de manera industrial facilitando así el proceso de digestión del alimento.

La leche sin lactosa es más digestiva

Como hemos comentado, la leche sin lactosa es un alimento mucho más digestivo que la leche entera, puesto que no ingerimos la sustancia en su totalidad. Previamente los diferentes procesos industriales han hecho que se pueda descomponer la lactosa y por este motivo las personas que son intolerantes pueden tomarla sin ningún problema. Gracias a la leche sin lactosa el proceso digestivo es mucho más ameno, no tendremos tantos gases y no nos sentiremos pesados al tomarnos un vaso o dos. Además, no se nos hinchará el abdomen y por tanto las molestias desaparecerán rápidamente.

Más ligero y con menos calorías

Esta es una idea que se ha asentado en la sociedad y que es completamente falsa. La leche sin lactosa no es un producto de los que se conocen como “light”. No se ha creado para las dietas ni tampoco para que ingiramos menos calorías, sino para facilitar la digestión de algunas personas que no toleran esta sustancia en su totalidad. De hecho, la composición de la leche sin lactosa es la misma que la de la leche entera, ambas tienen la misma cantidad de azúcares. Lo que las diferencia es el modo de presentarlas. En una está más diluida o divida que en la otra. Por tanto, si tomas leche sin lactosa para mantener el tipo mejor que te busques otra alternativa.

conocimientos de la leche

Un sabor delicioso

Aunque la leche sin lactosa y la entera tengan la misma composición, el sabor no es el mismo. Por mucho que te digan que saben igual, no te lo creas, si tomas un vaso de leche sin lactosa vas a notar enseguida que esta es más dulce. Su sabor se debe a que la lactosa, en el proceso industrial, se divide en dos componentes, la glucosa y la galactosa. Al no estar mezcladas y presentarse como una única sustancia la sensación de estar tomando un producto más azucarado es mayor. De hecho, un buen porcentaje de personas que empiezan a tomar leche sin lactosa dejan de hacerlo y a otro bastante elevado les cuesta mucho acostumbrarse a ese sabor tan dulce.

¿Afecta a la nutrición?

Si hablamos de esta leche más dulce y nos referimos al proceso de descomposición de esta sustancia es lógico que pienses que va a proporcionarnos menos nutrientes que la leche entera, puesto que se está modificando su estructura. Pero estamos equivocados. Aunque la leche sin lactosa sea sometida a un proceso industrial los componentes siguen siendo los mismos y no se pierde ninguna de sus propiedades. Puedes estar tranquilo, obtendrás la misma cantidad de calcio y vitamina D.

Leche sin lactosa solo para intolerantes

Completamente falso. Que se haya creado este tipo de leche no quiere decir que sea exclusiva para aquellos que son intolerantes a la lactosa. Cualquier persona puede tomarla, todo va a depender del gusto de cada uno. Además, si eres de los que lleva una dieta equilibrada es incluso más recomendable que tomes leche sin lactosa. Solo los que tienen alergia a la proteína de la leche de vaca deben evitar la leche sin lactosa.

Compartir en Google Plus

Acerca de Flor Milano

Deja una Respuesta

¡Sé el primero en comentar!

avatar

wpDiscuz