Las Vitaminas (II)

Vitaminas II cereales, panes

Hace unos días tratamos sobre seis de las trece vitaminas necesarias para el buen funcionamiento de la salud, a continuación completo la serie con las siete restantes. Por favor para visualizarlo haz click en continuar leyendo, lo he editado así por una cuestión estética, al ser un cuadro grande no quedaría bien aquí en la página principal. Gracias.

Vitaminas y sus respectivas funciones

Requerimiento Diario

Principales Fuentes

Consecuencias de su ingesta deficiente

B6: (Piridoxina) Hidrosoluble. Interviene en la producción de anticuerpos, la formación de glóbulos rojos y la absorción de las proteínas.

1,5 – 2 mg.

Pan y cereales integrales, frutos secos, banana, leche, porotos soja, pasas de uva, legumbres, carne magra, pollo y pescado.

Es muy rara su deficiencia, pero se cree que puede estar relacionada con confusión, depresión y anemia.

B9: (ácido fólico, folato) Necesario para la división celular y la formación del ADN, ARN y de las proteínas. También ayuda en la asimilación de la vitamina B12.

0,3 mg.

Legumbres, germen de trigo, levadura de cerveza, frutas frescas, verduras verdes –brócoli, repollitos de Bruselas- , carne roja, riñones e hígado.

Deficiencia de vitamina B12, anemia, fatiga, debilidad, apnea, insomnio, pérdida de la memoria.

B12: (Cianocobalamina) Hidrosoluble. Es esencial para producir ADN, ARN y la mielina. Además, es necesaria para la división celular, para la asimilación de proteínas, grasas y carbohidratos.

2 – 3 mg., salvo en mujeres embarazadas y en lactantes, que es de 4 microgramos.

Principalmente en alimentos de origen animal: hígado, carne rojas y riñones, pescado, yema de huevos, lácteos, quesos, algunos cereales enriquecidos y levadura de cerveza.

Fatiga, irritabilidad, inapetencia, anemia. En casos extremos, degeneración del sistema nervioso.

Biotina: Hidrosoluble. Ayuda a asimilar las grasas y el colesterol y a sintetizar glucosa.

0,1 – 0,3 mg.

Avena, germen de trigo, yema de huevo, coliflor, arvejas, hongos, maníes, hígado y riñones.

Es rara. Pero puede producir gingivitis, dolor articular, dermatitis, caída del cabello. Fatiga, debilidad y anemia.

C: (Ácido ascórbico) Hidrosoluble. Mantiene en buen estado la piel, los huesos, los ligamentos, los vasos sanguíneos, las encías y los dientes. Ayuda al crecimiento. Es también importante como antioxidante en el organismo. Regula el nivel de colesterol.

30 mg., las embarazadas, 60 mg.

Frutas y verduras frescas –cítricos, kiwi, frutillas, berro, espárragos, repollitos de Bruselas, moras, tomates, patatas, pimientos.

Pérdida del apetito, fatiga, dolores en articulaciones, piel escamosa y encías irritadas. Lentitud en la cicatrización de las heridas. En casos extremos, escorbuto y hasta la muerte.

D: (Calciferol) Liposoluble. Es producida, en mayor medida, por la acción de la luz solar en la piel humana. Es indispensable para absorber el calcio y fósforo, por lo que mantiene sanos los huesos y los dientes.

5 – 10 mg. Se elabora suficiente vitamina D cuando se expone la piel al sol.

A su vez, se encuentra en algunos pocos alimentos como el aceite de hígado y pescados grasos como la sardina y el atún, huevo, margarina, productos lácteos enteros.

Deformidades y/o reblandecimientos de los huesos, caries, debilidad muscular, calambres. En los niños puede causar raquitismo.

E: (Tocoferol) Liposoluble. Retrasa el envejecimiento celular -es un importante antioxidante-, favorece la coagulación y previene de infecciones.

10 mg.

Aceites vegetales, germen de trigo, cereales enteros, yema de huevo, frutos secos, legumbres, semillas y verduras verdes.

Pelo opaco, debilidad muscular. En personas que no pueden absorber la grasa y en bebés prematuros causa daño en los nervios y anemia hemolítica.

K: (Menadiona, filoquinona) Liposoluble. Es sintetizada por bacterias en el intestino grueso. Participa en la formación de ciertas proteínas y es necesaria para una normal coagulación.

70 – 140 mg.

Verduras verdes –repollo verde, repollitos de Bruselas, brócoli-, algas marinas, patatas, huevo y germen de trigo.

La deficiencia es infrecuente, por lo general, se produce como resultado de una enfermedad o terapia prolongada con antibióticos. Hemorragia nasal y subcutánea. Diarrea.

Compartir en Google Plus
Periodista general recibida en TEA Mar del Plata, en el año 2005, con promedio distinguido.Actualmente soy editora de contenidos para las redes de Bitablog y Smallsquid. También he escrito para otras, como el Sobre de los Blogs. Desde mis inicios, me ha atraído todo la relacionado con Internet y los medios digitales, así como el mundo de la salud y el bienestar, del turismo y los viajes, la comunicación y la cultura en general.

Deja una Respuesta

¡Sé el primero en comentar!

avatar

wpDiscuz