Las nuevas tecnologías y los trastornos más frecuentes

Las nuevas tecnologías y los trastornos más frecuentes 1

Las nuevas tecnologías llegaron para quedarse, y ante su excesivo uso pueden darse distintos trastornos de salud, típicos en nuestro siglo XXI. Veamos en este post de Vitadelia algunos de estos problemas más frecuentes y qué hacer para evitarlos, según las recomendaciones del Grupo Hospitalario Quirón.

Estrés visual

El tiempo que pasamos delante de dispositivos electrónicos, desde los ordenadores y tablets hasta los móviles, trae como resultado estrés visual, haciendo que los ojos se resequen mucho. Además, se puede sentir cansancio y es más probable que se desarrolle miopía u otros problemas visuales.

Para evitar el estrés visual lo mejor será mantener los ojos hidratados, y hacer descansos periódicos. Aplicarse lágrimas artificiales será bueno para mejorar los ojos y su bienestar.

Tampoco olvides de respetar la separación mínima de unos 50 centímetros de distancia de cualquier tipo de pantalla.

Problemas de audición

No sólo hay problemas visuales, sino también con el oído, como resultado del volumen elevado con el que se escuchan los auriculares, sean mp3, smartphones, reproductores de música o incluso la televisión, esto con el tiempo puede ocasionar daños en los oídos.

Los decibelios excesivamente altos (de más de 70) pueden ser perjudiciales si la exposición es prolongada.

Por ello, no sólo habrá que reducir el volumen con el que se escucha sino también el tiempo de exposición.

Nomofobia

Es un trastorno relativamente nuevo que se da como una especie de adicción a estas nuevas tecnologías. La necesidad imperiosa de consultar el móvil, la red social o el mail ni bien levantarse o el sentirse con cierta angustia si te has olvidado el móvil pueden ser señales de alerta. Se trata de una dependencia a los dispositivos electrónicos extrema.

Para evitarla, lo mejor será poner límites al tiempo que se pasa conectado y volver un poco a otras actividades y a las relaciones directas, más “humanas”.

Dedo de Blackberry

Así se llama a trastornos que suelen darse en el dedo pulgar de la mano por el constante tecleo en los móviles o teléfonos inteligentes. Este mismo problema se lo conocía antes como “artrosis de las costureras”.

Hay que tener en cuenta que los los smartphones, al tener un teclado de pequeñas dimensiones, no están preparados para enviar mensajes largos y de forma constante, pues este uso prolongado lesiona sobre todo el pulgar de forma frecuente.

Para trabajar, mejor será la tableta, y mejor aún apoyada sobre la mesa para digitar– aunque sea quizá más incómodo –.

Síndrome del túnel carpiano

En este caso el responsable suele ser el ratón o mouse del ordenador, una lesión que hasta la llegada de las nuevas tecnologías sólo se veía en personas mayores.

La adopción sostenida de una mala postura con la muñeca puede provocar este síndrome del túnel carpiano, que se manifiesta a través de fuertes dolores en la muñeca y/o en la palma de la mano cuando se lleva mucho tiempo en el ordenador.

Para evitarlo, asegúrate colocar el teclado de forma tal que los brazos queden en ángulo recto, los hombros relajados y las muñecas apoyadas.

Compartir en Google Plus
Periodista general recibida en TEA Mar del Plata, en el año 2005, con promedio distinguido.Actualmente soy editora de contenidos para las redes de Bitablog y Smallsquid. También he escrito para otras, como el Sobre de los Blogs. Desde mis inicios, me ha atraído todo la relacionado con Internet y los medios digitales, así como el mundo de la salud y el bienestar, del turismo y los viajes, la comunicación y la cultura en general.

Deja una Respuesta

¡Sé el primero en comentar!

avatar

wpDiscuz