Las leches vegetales: una alternativa que gana adeptos

lechevegetal

Hoy en día, cada vez más gente se vuelca a tomar bebidas o leches vegetales en lugar de leche de vaca, por distintos motivos: sea que se quiera dejar de consumir leche animal por diferentes razones o bien que se sufra una intolerancia, este tipo de alternativas gana cada vez más terreno.

Pero, ¿qué es una leche vegetal? Básicamente es un extracto líquido de legumbres (como la soja), frutos secos (almendras, por caso) o bien de cereales (como la avena) que aporta nutrientes a cambio de menos grasas saturadas. El proceso de elaboración se basa, resumidamente, en remojar el grano, molerlo y colarlo para obtener el líquido resultante.

En ocasiones, las leches vegetales son denominadas en el mercado como “sucedáneos de la leche de vaca”, ya que los fabricantes tienden a añadir nutrientes e ingredientes para obtener una composición y consistencia similar a la leche animal.

Historia

Las leches vegetales no es algo novedoso, por el contrario, su origen se remonta a, por lo menos, dos siglos antes de Cristo, según el hallazgo realizado en un molino de piedra que se empleaba para extraer el líquido de la soja remojada. El molino se encontró en Huainam, China, y perteneció a la dinastía Han Occidental. Por ende, la historia de las bebidas vegetales cuenta con más de 2000 años.

No obstante, no fue hasta el siglo XIX que se popularizaron en Occidente. En el siglo XX, un nuevo método de procesamiento de la soja, popularizó su leche entre las preferencias de consumo. La leche de almendra, por su parte, se sabe era consumida en la Edad Media, tanto en el mundo cristiano como en el islámico.

En la actualidad, los consumidores somos cada vez más proclives a comprar sustitutos de la leche de vaca, como las bebidas de soja, de avena o de almendras. Aunque antes del año 2000 de nuestra era ya las consumíamos, desde esta fecha hasta la actualidad, nuestra ingesta de estos productos se ha multiplicado, como mínimo, por dos.

La oferta sigue creciendo y diversificándose: mientras que hace unos pocos años estos productos solo se podían conseguir en cooperativas de alimentos naturales y en tiendas de dietética, hoy se los puede adquirir en supermercados convencionales. Asimismo, el colectivo de personas interesadas en estas bebidas es mucho más amplio. Antes, eran los vegetarianos o personas con algún tipo de alergia sus casi exclusivos usuarios, cuando hoy por hoy los consume buena parte de la población.

El incremento de personas vegetarianas o semivegetarianas, así como un aumento en los diagnósticos de alergias o intolerancias alimentarias, como la alergia a la proteína de la leche de vaca o la intolerancia a la lactosa, han favorecido también su proliferación en el mercado.

Lo cierto es que se presentan con una buena y saludable alternativa para tener en cuenta, sea que se consuman solas, con infusiones o incluso para elaborar otros platillos o preparaciones.

 

Compartir en Google Plus
Periodista general recibida en TEA Mar del Plata, en el año 2005, con promedio distinguido.Actualmente soy editora de contenidos para las redes de Bitablog y Smallsquid. También he escrito para otras, como el Sobre de los Blogs. Desde mis inicios, me ha atraído todo la relacionado con Internet y los medios digitales, así como el mundo de la salud y el bienestar, del turismo y los viajes, la comunicación y la cultura en general.

Deja una Respuesta

¡Sé el primero en comentar!

avatar

wpDiscuz