Las “enfermedades del viajero” más frecuentes en los niños

Un reciente estudio norteamericano analizó las “enfermedades del viajero” más frecuentes relacionadas con los más pequeños y encontró que los problemas de salud que padecen los niños suelen ser distintos a los que afectan a los adultos tras movilizaciones internacionales. Los resultados de este trabajo salieron publicados en la última edición de la revista Pediatrics.

Según advirtió el líder del estudio, el doctor Stefan Hagmann, del hospital neoyorquino de Bronx-Lebanon (Estados Unidos), uno de los principales temas es que los niños suelen viajar menos preparados que sus mayores. Vale mencionar que este trabajo se basó en casi unos 1.600 menores de 19 países, los cuales habían viajado a 218 destinos diferentes.

Otras de las características más destacadas es que los pequeños de la familia suelen requerir atención médica al regreso antes que los adultos, y suelen estar ingresados a causa de su trastorno o bajo tratamiento por más tiempo.

El mapa de las enfermedades del viajero en los niños es entonces el siguiente: un 28 por ciento de los problemas infantiles al regreso se corresponde con diarreas, un 25 por ciento, a problemas de la piel, un 23 por ciento a fiebres, y un 11 por ciento a trastornos respiratorios, es decir, que estos cuatro trastornos concentran el 86 por ciento del total.

Por regiones, las erupciones dermatológicas y otras afecciones de la piel se dan  más en casos de niños que regresan de vacaciones de Latinoamérica, los problemas de índole gastrointestinal se han observado mayoritariamente tras movilizaciones a Oriente Medio y al Norte de África, mientras que las regiones de Asia y el África Subsahariana suelen provocar más fiebres en los pequeños que las visitan.

De las fiebres, la Malaria resultó ser la más habitual, con un 35 por ciento de los diagnósticos. Tras ella, se ubicaron los síndromes virales -28 por ciento- y las mordeduras de animales (también desencadenantes de episodios de temperatura elevada en los niños).

Finalmente, otro dato que se desprendió de este trabajo norteamericano es que sólo el 2 por ciento de las patologías en menores después de viajes internacionales se debió a alguna enfermedad prevenible mediante algún tipo de vacuna.

Hagmann concluyó que, de todos modos, se deberían extremar los cuidados cuando se viaja con pequeños, y no saltear la correspondiente profilaxis cuando se va a zonas de riesgo (la vacuna contra la malaria, por caso). Asimismo, recordó la impotancia de colocar en los niños protectores solares y evitar que entren en contacto con animales transmisores de enfermedades.

Vía ElMundo

Compartir en Google Plus
Periodista general recibida en TEA Mar del Plata, en el año 2005, con promedio distinguido.Actualmente soy editora de contenidos para las redes de Bitablog y Smallsquid. También he escrito para otras, como el Sobre de los Blogs. Desde mis inicios, me ha atraído todo la relacionado con Internet y los medios digitales, así como el mundo de la salud y el bienestar, del turismo y los viajes, la comunicación y la cultura en general.

Deja una Respuesta

¡Sé el primero en comentar!

avatar

wpDiscuz