Las dominadas se empiezan… haciendo flexiones

Aparentemente puede que no tenga nada que ver, pero… la historia es muy distinta. Como ya te contamos este fin de semana, estamos decididos a realizar la guía definitiva para comenzar a realizar dominadas desde el escalón más bajo. Y hoy, empezamos.

Por supuesto, no podemos empezar haciendo dominadas puras y duras estando en lo más bajo. ¿No te parece? Hay que ir poco a poco… pero no por ello con ejercicios menos duros.

Como sabrás, en las dominadas se involucran en gran medida, los dorsales y romboides, además de todo el conjunto de brazos, abdominales, y también pectorales. Se solicita todo el tren superior, y como tal, hemos de trabajarlo como si de una única pieza se tratase.

De cara a comenzar a desarrollar fuerza en el torso, ten claro un punto muy importante… siempre es más fácil y menos costoso, realizar unas buenas flexiones en el suelo, que unas dominadas. No quiere decir que deje de ser duro, sino que, y como seguramente estarás de acuerdo, lo mejor es empezar la casa por el suelo. No por el tejado. Y aquí, es donde entran las flexiones.

Puedes comenzar, por ejemplo, con una rutina de tres series de flexiones con un intervalo de seis a ocho repeticiones, alargando el fallo muscular -cuando no puedas más- hasta mediado-final de la última serie. De esta manera, en menos tiempo del que parece podrás realizar flexiones incluso con los pies más altos que tu cuerpo.

De esta manera, en menos de dos semanas habrás adquirido una notable fuerza en los pectorales, hombros, y brazos. Y así, estos grupos musculares podrán ayudar más a los dorsales para conseguir realizar tu primera dominada. Pero no todo está hecho, ni mucho menos…

Compartir en Google Plus

Acerca de Daniel

Deja una Respuesta

¡Sé el primero en comentar!

avatar

wpDiscuz