Las camas solares ya son consideradas cancerígenas, por la IARC

cama-solar

La Agencia Internacional de Investigación del Cáncer (IARC, sus siglas en inglés) incluyó a las camas solares dentro de la lista de los riesgos mayores causantes de cáncer, a las que categorizó como “cancerígenas para los seres humanos“.

De este modo, estas camas que emiten luz ultravioleta con el fin de broncear la piel, se suman al cigarrillo, el arsénico y el asbesto, como las amenazas más grandes para la salud humana en relación con el desarrollo de tumores.

Las camas solares han resultado ser “más peligrosas de lo que se creía”, y si hasta hace un tiempo se consideraban “probablemente” cancerígenas para las personas, ahora y tras varios estudios pertinentes, la IARC ha borrado definitivamente ése “probablemente”.

Según un estudio publicado en la revista especializada Lancet Oncology, el uso de este tipo de aparatos podría aumentar el riesgo de cáncer hasta en un 75 por ciento, sobre todo, en los niños y jóvenes. Puntualmente, se aseguró que “el riesgo de melanoma cutáneo aumenta un 75 por ciento cuando el empleo de dispositivos de bronceado comienza antes de los 30 años“.

En junio último, un grupo de científicos provenientes de nueve países se habían reunido para discutir y evaluar los riesgos de cáncer que generan distintos tipos de radiación. El resultado de dicho encuentro se manifiesta en esta nueva advertencia.

El IARC viene publicando desde hace más de 35 años una serie de “Monografías sobre la Evaluación de los Riesgos Cancerígenos para los Humanos”, también conocidas como enciclopedia de la OMS sobre cancerígenos, donde ubica a los agentes peligrosos en grupos del 1 al 4.

El grupo 1, incluye al asbesto, el arsénico, el tabaco y, ahora también, a las camas solares. La Organización Mundial de la Salud ha establecido que no recomienda el uso de dispositivos de bronceado UV para fines cosméticos.

Algunos países y estados de Estados Unidos procuran regular esta industria, que mueve millones, prohibiendo el uso de estos dispositivos a los adolescentes en ciertos casos o requiriendo el consentimiento de los padres o del médico, en otros. También suele estar ordenado en algunos lugares que se indique el peligro que implica esta exposición para la salud.

Sin embargo, en muchos lugares se siguen utilizando, y hay muchas personas que acuden a ellas desconociendo -o no queriendo conocer- estos grandes riesgos implicados.

Vía Yahoo

Compartir en Google Plus
Periodista general recibida en TEA Mar del Plata, en el año 2005, con promedio distinguido.Actualmente soy editora de contenidos para las redes de Bitablog y Smallsquid. También he escrito para otras, como el Sobre de los Blogs. Desde mis inicios, me ha atraído todo la relacionado con Internet y los medios digitales, así como el mundo de la salud y el bienestar, del turismo y los viajes, la comunicación y la cultura en general.

Deja una Respuesta

¡Sé el primero en comentar!

avatar

wpDiscuz