Las alubias, algo más que un alimento importante

Tipos de alubias

Las alubias son mucho más que una planta herbácea, se trata de uno de los alimentos más presentes en todas las culturas del mundo y en un elemento que ha tenido gran relevancia en la sociedad a lo largo de las épocas. Hoy no os daremos recetas para cocinarlas, sino que hablaremos de las judías de una manera global, profundizando en su historia y en lo que significan en distintas culturas del mundo. Seguro que después os apetecen comerlas mucho más y sabéis darles una mayor relevancia en vuestros menús.

Alubias y su historia

Entre los alimentos más antiguos de la sociedad las alubias tienen un papel fundamental. Según los registros que han quedado a nivel histórico en el año 7000 antes de Cristo ya se cultivaba frijol común. Lo hacían los habitantes de países como Gautemala y México, donde se trataba de uno de los ingredientes principales en sus dietas. El proceso de cultivo comenzó con una versión básica de la alubia pero las sociedades del momento, en especial las de México, vieron la oportunidad que había en obtener alubias de otros colores. Esto llevó a que los frijoles no tardaran en cultivarse en una amplia serie de variedades, entre las que no faltaban las de color negro y blanco. La buena forma de cultivo, el aporte energético que proporcionaba y el sabor de este alimento, ayudó a que en México se transformarse en un elemento principal de la dieta.

En su llegada al Nuevo Mundo los conquistadores se encontraron con muchas cosas que desconocían, desde tradiciones hasta alimentos u objetos. Uno de sus descubrimientos en términos gastronómicos fueron los frijoles, que recibieron varios nombres aprovechando la llegada del hombre europeo. Hay que decir que según los datos históricos el propio Cristobal Colón acuñó el término de favas para los frijoles. Según el explorador, estos frijoles tenían un aspecto que se parecía de forma bastante similar a las habas de su tierra. Eso le llevó a elegir el nombre, aún utilizado en algunas partes, aunque también llamó faxónes dependiendo del momento y la variedad. Con la apertura de puertas al mundo las alubias estuvieron presentes en todo tipo de culturas, siendo un elemento común en el transcurso de la historia sin importar la región del mundo que se visitase.

De la expansión de las alubias se ocuparon los comerciantes, que las llevaron del Nuevo Mundo al resto del planeta. Para el siglo XVII las distintas culturas se habían sentido tan interesadas en los frijoles que decidieron cultivarlos por sí mismas, dando lugar a nuevas variedades que se extendieron por todos los rincones del mundo. Ya no solo disfrutaba América de ellos, sino que su consumo nativo también era común en Europa, Asia o África.

Plato con alubias

Su presencia en el mundo

Si nos detenemos a comprobar cuál es la presencia de las alubias en el mundo veremos que aún hoy día es notable. En España se utilizan multitud de términos para referirnos a ellas. Aunque el más extendido es judías, también las conocemos como habichuelas de forma general y con distintos nombres dependiendo de la región. Por ejemplo, en tierras de Cataluña son mongetes, mientras que en Navarra es habitual referirse a ellas como calbotes. También hay especialidades. Es el caso de La Rioja, donde hay un tipo de alubia más oscura que recibe el nombre de caparrones. En Galicia por todos es sabido que se preparan con ellas la fabada, y por eso las alubias son referidas con el nombre de fabas. Por último, en algunas zonas del país no se pueden dejar pasar las pochas, alubias muy tiernas que no han llegado a estar en su fase completa de maduración y que por ello son capaces de proporcionar una textura y un sabor diferentes.

En América Latina el nombre más extendido es el de frijoles, aunque depende del país del que hablemos y también hay que reconocer que puede cambiar la forma de escribir este nombre. También es habitual que en estas regiones el nombre cambie dependiendo de si se trata de granos de un color u otro. Un buen ejemplo de ello es Colombia, donde los granos blancos son conocidos como blanquillo y los negros o rojos como frisol. En Paraguay, por su parte, se denomina a la alubia como kumanda.

Algo más que un alimento delicioso

Los frijoles, porotos o alubias son mucho más. Para algunas culturas representan aspectos que juegan un papel clave en el desarrollo de la vida de sus ciudadanos. Por ejemplo, en Japón se consume la judía roja (azuki) en el primer día del año, como tradición para atraer un alto nivel de prosperidad. En Norteamérica es costumbre que comer frijoles negros sea una manera de captar mejor fortuna, mientras que en algunas partes de Europa también da buena suerte iniciar el año con esta comida. Además, para el organismo las alubias son muy beneficiosas, puesto que le aportan calcio, potasio, hierro y una alta dosis tanto de fibras como de proteínas.

Compartir en Google Plus

Acerca de Flor Milano

Deja una Respuesta

1 Comentario on "Las alubias, algo más que un alimento importante"

avatar

Ordenar por:   Nuevos | Antiguos | Más Votados
ENRIQUE CENTO
Invitado
ENRIQUE CENTO
7 año 6 meses atrás

¿Como se clasifican las alubias en cuanto a su calidad?

wpDiscuz