Lactancia para reducir riesgo de leucemia

Lactancia para reducir riesgo de leucemia 1

La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda la lactancia exclusiva hasta los seis primeros meses de vida del bebé, por ser el alimento más adecuado, desde un punto de vista nutricional, y también por aportar las defensas que el pequeño necesita para esta primera etapa de su vida.

Pero además, la ciencia ha revelado que los niños alimentados con leche materna en exclusivo tienen un menor riesgo de padecer infecciones respiratorias, otitis media y síndrome de muerte súbita. Incluso, según estudios recientes, la leche materna también protege de la contaminación ambiental y mejora el cociente intelectual.

Otro reciente estudio realizado por un grupo de científicos de la Universidad de Haifa, en Israel, encontró una relación entre la lactancia materna y el menor riesgo de sufrir leucemia infantil. Para llegar a esta conclusión los expertos revisaron 18 estudios sobre la relación entre lactancia y riesgo de sufrir este tipo de cáncer, el más común en la infancia, y que supone el 30 por ciento del total de cánceres dados en niños.

Los resultados se publicaron en la última edición de la revista especialiszada JAMA Pediatrics. Según se describió, la leche materna contiene compuestos específicos que ayudan al desarrollo del sistema inmunológico del bebé y que son clave.

Efrat L. Amitay y Lital Keinan-Boker, autores del estudio, encontraron que la lactancia materna durante el primer semestre de vida del niño (o por más tiempo) se asocia con un 19 por ciento menos de riesgo de que los niños desarrollaran leucemia, en comparación con los bebés que no fueron amamantados.

Asimismo, en un análisis de 15 estudios por separado los investigadores encontraron que dar el pecho a los niños reducía un 11 por ciento el riesgo de sufrir leucemia infantil en comparación con el no ser amamantados.

Los científicos han sugerido varios mecanismos biológicos de la leche materna que pueden explicar estos resultados: “Esta leche contiene muchos componentes inmunológicos activos y mecanismos antiinflamatorios de defensa que influyen en el desarrollo del sistema inmunológico del bebé”, explicaron.

El estudio se realizó con el objetivo de prevenir la mortalidad, por lo que se aprovechó la ocasión para recordar sobre la importancia de instruir a los profesionales de la salud sobre los potenciales beneficios de la lactancia.

Los beneficios potenciales de la lactancia para la prevención de la salud deberían comunicarse de forma abierta al público en general”, apuntaron los investigadores.

Pese a sus beneficios, la lactancia exclusiva es una opción que las madres van abandonando paulatinamente durante los primeros seis meses de vida de sus hijos. Según un estudio publicado del Instituto de Investigación Sanitaria Biodonostia de Guipúzcoa, el 84,8 por ciento alimenta a sus bebés únicamente con leche materna al salir del hospital, pero pasados los cuatro meses la cifra se reduce hasta el 53,7 por ciento.

A los seis meses, solo el 15 por ciento de las mujeres mantiene esta opción. El factor que más influye en el abandono de la lactancia exclusiva es la duración de la baja materna: las madres con bajas de 4 a 6 meses de duración tienen 2,65 veces mayor riesgo de abandonar la lactancia materna exclusiva que las madres no trabajadoras.

Compartir en Google Plus
Periodista general recibida en TEA Mar del Plata, en el año 2005, con promedio distinguido.Actualmente soy editora de contenidos para las redes de Bitablog y Smallsquid. También he escrito para otras, como el Sobre de los Blogs. Desde mis inicios, me ha atraído todo la relacionado con Internet y los medios digitales, así como el mundo de la salud y el bienestar, del turismo y los viajes, la comunicación y la cultura en general.

Deja una Respuesta

¡Sé el primero en comentar!

avatar

wpDiscuz