La Unión Europea prohíbe la comercialización de productos cosméticos testados en animales

A partir de hoy, 11 de marzo, queda prohibida la venta de cosméticos en el territorio de la Unión Europea que hayan sido probados en animales, lo que supone un gran avance en la lucha por los derechos animales. Se trata del correlato a varios años de pequeños pasos dados en relación con la experimentación animal.

Primero, se prohibieron las pruebas en animales en cosméticos terminados, y luego, los test en ingredientes. La prohibición abarca los productos actuales, pero no incluye la venta de aquellos cosméticos para los que en el pasado sí se hayan efectuado este tipo de pruebas.

Los Estados miembros acordaron hace diez años prohibir la experimentación con animales para la fabricación de cosméticos, grupo que incluye champús y pastas dentífricas, entre otros, pero consideró entonces una exención -hasta este 11 de marzo- para las empresas que realizasen pruebas “más complejas”, siempre y cuando se practicasen fuera de la UE.

Durante este tiempo se han podido probar otros test -sin la inclusión de animales-, disponibles gracias a la ciencia de hoy en día e igual o más efectivos, y la prórroga ha servido, según lo indicado, para testar efectos “más complejos” para la salud humana como la toxicidad por administración repetida, como la sensibilización cutánea y la carcinogenicidad, o la toxicidad para la función reproductora y toxicocinética.

La noticia se valora muy positiva en relación con los animales: el comisario de Salud y Consumo, Tonio Borg, explicó que la entrada en vigor de este veto comercial  es “una señal importante del valor que Europa concede al bienestar animal“. En este sentido, aseguró que la UE seguirá respaldando el desarrollo de métodos alternativos a la experimentación con animales.

Además, añadió que desde Bruselas también se intentará que otros países -fuera de la UE- se unan a esta petición por terminar con las pruebas en animales en productos cosméticos.

Esta es una gran oportunidad para que Europa sea ejemplo de una innovación responsable en el sector de la cosmética, sin comprometer en ningún modo la seguridad del consumidor“, destacó el comisario.

La opinión pública, las presiones de las organizaciones que abogan por los derechos de los animales, el avance en otras alternativas, son todos factores que han influido, y en gran medida, en esta nueva reglamentación que se espera funde las bases para una sociedad más justa y compasiva.

Por el momento, desde Bruseles se ha dicho que aún no sería posible expandir esta restricción a otros productos de laboratorio ya que no habría métodos alternativos seguros, por lo que -insistió el comisionado- es necesario seguir apoyando la investigación en este sentido.

 

Compartir en Google Plus
Periodista general recibida en TEA Mar del Plata, en el año 2005, con promedio distinguido.Actualmente soy editora de contenidos para las redes de Bitablog y Smallsquid. También he escrito para otras, como el Sobre de los Blogs. Desde mis inicios, me ha atraído todo la relacionado con Internet y los medios digitales, así como el mundo de la salud y el bienestar, del turismo y los viajes, la comunicación y la cultura en general.

Deja una Respuesta

¡Sé el primero en comentar!

avatar

wpDiscuz